«Se habla de retener talento, pero yo soy partidario de atraerlo»

El ejecutivo subraya la importancia de hacer de Euskadi un país de excelencia al que los mejores quieran venir a desarrollar su carrera

J. D. A. SAN SEBASTIÁN.

El primer ejecutivo de Angulas Aguinaga destaca que Euskadi y su tejido industrial es competitivo como pocos pero adolece de márketing.

-¿Hablamos de Ignacio Muñoz?

-Vale.

-¿Es mucho cambio el paso de una las mayores multinacionales de consumo del mundo a Angulas Aguinaga, en Irura?

-En la parte empresarial, es cambio, pero no tanto. Un detergente y un pescado son diferentes, pero si pensamos que el consumidor es el centro la realidad es que no es tan distinto. Eso es lo que he hecho durante diecisiete años en distintas partes del mundo. Esta empresa es una joya y tiene todo lo que necesitas: innovación, personas, marcas potentes... Yo he vivido una cultura de personas, y eso es lo que hay aquí.

-¿Y en lo personal?

-En lo personal, soy 'ñoñostiarra' hasta las trancas; he tocado la tamborrada y he hecho la izada viendo la ETB Internacional desde Ginebra con mi gorro y mi tambor puestos. Volver a mi casa es un placer.

-Hay quien le ha puesto recientemente como ejemplo del retorno del talento a Euskadi...

-El retorno es un hecho. Lo otro es subjetivo, y lo agradezco. Se habla mucho de retener talento, pero yo estoy en contra. Lo que tenemos que hacer es atraer talento. A mi me encantaría que el Messi de este negocio quisiera estar aquí. Tenemos que ofrecer la oportunidad. Se escucha que hay que montar el Silicon Valley de no sé qué, pero en Silicon Valley lo que menos hay es americanos.

-Es profesor en la Deusto Business School y del Instituto de Empresa. ¿Qué quieren hoy los jóvenes?

-Los 'millenials' no son diferentes. Lo que quieren es un proyecto interesante en el que puedan crecer y, cada vez más, en donde puedan compaginar desarrollo profesional y personal. El problema es que la gente tiene que decir lo que quiere y la empresa ha de poder decirte si puede o no dártelo. De otra forma es imposible hacer un plan de carrera.

-¿Es usted cocinillas? ¿Aprobaría un examen de La Gula?

-No soy nada cocinillas, pero con La Gula del Norte se pasa el examen fácil. Lo que me gusta es planchar, aunque ahora, desgraciadamente, plancho menos de lo que me gustaría.

-¿Se enfada cuando ve en un bar 'huevos rotos con gulas' y no son las suyas?

-No me enfado, pero Gula, Gula solo es la nuestra. El resto son sucedáneos de angula. Tratamos de que eso no pase. Defendemos la marca.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos