Una gran fábrica de ideas que después se convierten en negocios

Hispavista Labs es la primera unidad de I+D dedicada a internet en exclusiva en España y maneja soluciones muy innovadoras

J. D. A. SAN SEBASTIÁN.

Ser una de las firmas más veteranas de la red tiene sus ventajas, demuestra que se sabe pelear y, sobre todo, que no se deja de pensar e innovar para surfear las olas tecnológicas que llegan cada día. Uno de los botones de muestra de esta faceta lo encontramos en Hispavista Labs, la primera unidad de I+D dedicada en exclusiva a internet creada en España. Nacida en el año 2010 en el seno de la compañía de los hermanos Elósegui, la división tiene hoy puesto el foco en disciplinas tan distintas como el internet de las cosas, la publicidad y el márketing online, las 'smart cities', la domótica, la energía, la industria 4.0 o la inteligencia competitiva. Se trata de grandes ideas que, también hay que decirlo, en ocasiones buscan financiación para crecer.

Maxwind es una las 'hijas' de Hispavista Labs, pero la revolucionaria solución para los aerogeneradores tiene más hermanos. Como Taskia, en la que Zaloa Urrutikoetxea y su equipo llevan trabajando dos años. «Dicen que es el Airbnb de los servicios domésticos», señala esta sonriente bilbaina, que estos días pelea en una suerte de 'road show' por captar coinversores.

Taskia es «una plataforma que pone a disposición de quien lo necesite profesionales de su barrio -desde pintores a profesores de música, pasando por cuidadores de niños o mayores o informáticos- que antes han valorado otros usuarios», señala la directiva.

Ahí está la clave, en que quien necesite un cerrajero o una peluquería de perros cerca de su casa podrá ver cómo han valorado antes otros usuarios a los cuatro profesionales que Taskia ofrece a cada solicitud. «Estamos creciendo del orden del 15% mensual, y ya tenemos 57.000 usuarios en toda España», señala Urrutikoetxea, quien matiza que la plataforma cobra un 15% a los profesionales, pero no a quien pide el servicio.

Hispavista Labs ha alumbrado otros proyectos. Como e-Menhir, que, en el ámbito de los sistemas de gestión de las ciudades inteligentes, permite realizar una monitorización completa de la urbe integgrando datos de muy distinta índole. «Esta oportunidad, por ejemplo, se benefició en sus primeros momentos de un programa Etorgai del Gobierno Vasco, que incluye ayudas a la realización de proyectos integrados de investigación industrial y desarrollo experimental de carácter estratégico», recalca Unai Elósgui.

Pero hay más. Están también Intellig3nce, que es la solución de la firma donostiarra que «permite transformar los equipos internos de una empresa en motores de innovación», añade. GeoThings facilita a desarrolladores de Arduino crear soluciones 'ad hoc'.

Fotos

Vídeos