El Gobierno Vasco y CNA se reunirán esta semana para buscar una salida a Edesa Industrial

Erkoreka advierte de la necesidad de que el grupo catalán acuda al encuentro con un actitud «diferente» a la mantenida hasta ahora

EUROPA PRESSVitoria

El Gobierno Vasco se reunirá esta semana con los responsables del Grupo CNA para tratar de buscar una solución que garantice el mantenimiento de la actividad y el empleo en Edesa Industrial, que se encuentra en preconcurso de acreedores, aunque el portavoz del Ejecutivo autonómico, Josu Erkoreka, ya ha advertido de la necesidad de que el grupo catalán, propietario de las plantas, acuda al encuentro con un actitud "diferente" a la mantenida hasta ahora.

Erkoreka, que ha comparecido ante los medios de comunicación tras el Consejo de Gobierno semanal, se ha referido a la situación en la que se encuentra Edesa Industrial, que ha entrado en preconcurso de acreedores después de que fuera adquirida por el Grupo CNA tras la quiebra en 2013 de Fagor Electrodomésticos, compañía a la que pertenecía hasta entonces.

El portavoz del Gobierno Vasco ha criticado la falta de "transparencia" y "comunicación" por parte de los actuales propietarios de Edesa Industrial, aunque ha explicado que estos se han comprometido ahora a informar al Ejecutivo de las novedades que se produzcan en relación a la situación de la empresa.

Erkoreka ha anunciado que el Gobierno y los responsables de CNA mantendrán esta semana, a petición de estos últimos, una reunión para tratar de buscar soluciones que permitan mantener la "actividad" y el de Edesa Industrial.

«Espíritu difente»

De todas formas, ha advertido de que es necesario que la empresa acuda a la cita con un "espíritu diferente" al que ha mostrado hasta ahora. El portavoz del Ejecutivo ha explicado que los responsables del Grupo CNA se han comprometido a presentar un plan de viabilidad en un plazo de 15 días.

Además, ha rechazado pronunciarse en torno a los argumentos aportados por el grupo para justificar la situación de empresa, en la que -según se ha afirmado desde CNA- se han debido afrontar unos costes mucho más cuantiosos de los previstas inicialmente.

"El Gobierno ni entra ni sale en la ponderación de riesgos o en los cálculos que haya podido hacer la empresa", ha manifestado, tras lo que ha indicado que la compañía es la más indicada para determinar si debe hacer o no un ejercicio de "autocrítica".

Fotos

Vídeos