El Gobierno Vasco destinó 354 millones a la industria para recuperarse de la crisis

Vista de la Bienal de la Máquina-Herramienta, uno de los sectores más fuertes de la industria vasca, celebrada en el BEC en 2016./SARA SANTOS
Vista de la Bienal de la Máquina-Herramienta, uno de los sectores más fuertes de la industria vasca, celebrada en el BEC en 2016. / SARA SANTOS

La consejera Tapia da cuenta del trabajo desarrollado entre los años 2014 y 2016, que permitió mantener el peso del sector en el PIB

JULIO DÍAZ DE ALDASAN SEBASTIÁN.

El consejo de Gobierno vasco analizó en su sesión de ayer sendos informes elaborados por el departamento de Desarrollo Económico sobre los programas de apoyo al tejido productivo llevados a cabo por el Ejecutivo entre 2014 y 2016, tras el periodo de mayor crudeza de la crisis económica, que dejó el PIB vasco en recesión en los años 2009, 2011, 2012 y 2013. La consejera responsable del ramo, Arantxa Tapia, dio cuenta después de esos balances en una rueda de prensa en la que, lejos del triunfalismo, sí calificó de «satisfactorio» el resultado de esos programas, centrados en la industrialización y la internacionalización de la empresa vasca. Los dos cocumentos serán enviados al Parlamento Vasco, que los tomará en cuenta en Comisión a mediados del mes de octubre.

El primer dossier, relató, supuso la movilización de 354 millones (120 en 2014, 110 en 2015 y 124 un año después) de un monto presupuestado de 490 millones, lo que conlleva un grado de ejecución del 72%. Tapia matizó que como algunas líneas se articulan desde otros departamentos y varios instrumentos tienen programaciones plurianuales, el grado de ejecución 'real' rondaría el 98%; esto es, unos 480 millones.

Según pudo confirmar , el Plan de Industrialización 2014-2016 benefició o alcanzó a 835 empresas o proyectos a lo largo de ese periodo. Un tiempo en el que, desde las distintas líneas de actuación, la consejería de Desarrollo Económico invirtió o financió iniciativas por valor de 341,69 millones de euros.

Casi 27.000 empleos

En términos de empleo, uno de los objetivos evidentes de las políticas industriales del Ejecutivo, el Plan permitió mantener 23.486 puestos de trabajo y crear otros 3.357. En total, casi 27.000 ocupados.

El informe que verán los miembros de la Comisión de Industria resalta que «el objetivo principal del plan ha sido fortalecer la competitividad de la industria en el mercado global, apoyando la restructuración y la supervivencia de proyectos viables, manteniendo y reforzando el peso de la industria en la economía vasca». Junto a esto, el documento revela que otra de las premisas fue la de «diversificar la dotación de fuentes e instrumentos de financiación a disposición del tejido industrial y establecer un marco de apoyo adaptado a sus capacidades y necesidades en un contexto de crisis, para estimular la innovación tecnológica y no tecnológica y la diversificación hacia nuevos sectores de oportunidad».

Tapia se refirió al protagonismo evidente que tiene la industria en la economía vasca y puso en valor que con el plan «se ha conseguido mantener la relevancia del sector en su aportación al PIB, consiguiendo una recuperación de dos décimas entre 2014 y 2015 (último año con datos disponibles), pasando del 23,8% al 24% sobre el Valor Añadido Bruto (VAB) a precios básicos».

Internacional

En relación al Plan de Internacionalización, entre 2015 y 2016 se ejecutaron 60 millones, lo que representa un grado de cumplimiento presupuestario del 84%, sobre un presupuesto inicialmente previsto de 71,5 millones.

En este caso, el informe preparado para el Parlamento destaca que, entre 2013 y 2016, «el incremento ha sido del 4,7% en lo que atañe al volumen económico de las exportaciones, y del 9,5% en lo que respecta a las empresas exportadoras vascas, que han pasado en dicho periodo de 13.547 a 14.838 firmas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos