El Gobierno Vasco busca que los ciudadanos «pierdan el miedo» a emprender

Arantxa Tapia, en una imagen de archivo/Michelena
Arantxa Tapia, en una imagen de archivo / Michelena

El Plan Interinstitucional de Emprendimiento 2020 contempla 300 acciones y está dotado de un presupuesto de 295 millones de euros

DV Y AGENCIAS

El Gobierno Vasco quiere que los ciudadanos «pierdan el miedo» a ser empresarios. Así lo ha defendido la consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia, el Plan Interinstitucional de Emprendimiento 2020 que prevé 300 acciones y una inversión pública de 295 millones.

Tapia ha explicado este plan en comisión parlamentaria a los grupos, que se han pronunciado sobre el mismo y han mostrado su disposición a presentar propuestas de resolución que serán votadas a lo largo del día para ser incorporadas a la iniciativa si salen adelante.

El documento es una continuación del anterior, vigente hasta 2016, y ha sido redactado con la participación de los tres niveles institucionales autonómicos (gobierno, diputaciones y ayuntamientos), así como con la de otros agentes relacionados con esta materia.

A pesar de la "alta supervivencia" de los proyectos empresariales en Euskadi, la consejera ha subrayado que hay que lograr que los ciudadanos vascos pierdan "el miedo" a ser empresarios para conseguir que el emprendimiento "crezca" y logre más empleo y de mayor calidad.

Tapia ha señalado que las nuevas empresas vascas priman la calidad frente a la cantidad y, además, ha asegurado que tres años después de crearse el 86 % siguen activas. Para apoyar el emprendimiento, el plan contempla 300 acciones y está dotado de un presupuesto de 295 millones de euros en sus años de vigencia.

Tapia ha hecho hincapié en que los retos en este ámbito en Euskadi pasan por reforzar la capacitación del capital humano en todas las etapas educativas y por atender a las necesidades específicas de cada colectivo emprendedor.

También se busca ofrecer alternativas de acceso a la financiación y a la inversión a los proyectos con "potencial", y actualizar las herramientas fiscales y normativas para "eliminar barreras" a la labor emprendedora, con el fin de situar al País Vasco como un "referente" en el desarrollo fiscal y normativo.

En definitiva, Tapia ha resumido que se pretende que Euskadi sea visto como un "buen lugar para emprender", tanto por su ciudadanía, como por el entorno estatal y el internacional.

Reacciones de la oposición

Desde la oposición, la parlamentaria de EH Bildu Maite Otamendi ha lamentado que el plan no presente novedades con respecto al anterior, del que ha dicho que "no ha cambiado la situación de los emprendedores", y ha opinado que tiene "mucho margen de mejora" que su grupo intentará llenar con propuestas de resolución.

Jose Ramón Becerra, de Elkarrekin Podemos, ha considerado que el texto está "bastante bien estructurado" y que cuenta con "objetivos claros", aunque ha lamentado que los "esfuerzos" institucionales que se están haciendo en este ámbito no están siendo "suficientes" para "tapar el agujero" que ha provocado la crisis económica en el tejido empresarial vasco.

Por su parte, el popular Javier Ruiz de Arbulu, ha defendido que esta plan es "muy necesario" porque los logros de su predecesor no han sido "lo suficientemente buenos como para estar satisfechos".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos