El Gobierno Vasco se reconoce «preocupado» por las dificultades de algunas empresas

Erkoreka recuerda que el Ejecutivo Vasco está en «permanente contacto» con las empresas en problemas

JULIO DÍAZ DE ALDA SAN SEBASTIÁN.

El portavoz del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka, se refirió ayer al aluvión de malas noticias acacidas en el ámbito industrial en las últimas semanas para lanzar dos mensajes myu claros. El primero, el de que el Ejecutivo está «preocupado» ante los problemas que atraviesan algunas firmas, a las que no dejará de prestar apoyo en la medida en que le sea posible, aunque también «ocupado» en buscar salidas factibles y con garantías de futuro. El segundo, explicó el portavoz, el de que la situación general del tejido productivo en Euskadi no se corresponde con esa fotografía tan negativa que casos como los de Fagor-CNA, CEL, Xey, General Electric Hydro, Ingemar o el astillero de La Naval pueden mostrar. «No hay que perder de vista que la situación general es buena», sentenció.

En su habitual comparecencia tras la celebración del Consejo de Gobierno, Josu Erkoreka aseguró que el Gobierno está cerca de esas compañías, brindándoles «apoyo y acompañamiento permanente». Una ayuda, añadió, que se extiende tanto a la propiedad o a los gestores de esas empresas como a los trabajadores y a sus representantes sindicales. Erkoreka explicó que cada firma en apuros supone un caso particular y como tal ha de tratarse, y que cuestiones tan serias no se resuelven «de la noche a la mañana». «Tenemos un conocimiento preciso de la situación, pero esto lleva tiempo, pues es necesario trabajar para buscar socios de referencia, industriales o financieros», resaltó.

No como sustituto

Erkoreka destacó que esa forma de hacer «ha permitido reflotar y garantizar la actividad» en otras compañías que también sufrieron en el pasado reciente. Por eso mostró su confianza en que «los buenos oficios que está desarrollando el Gobierno Vasco den buenos frutos y permitan mantener la actividad y el empleo». Junto a esto, insistió en que el gabinete de Iñigo Urkullu no puede sustituir a la iniciativa privada y a los propios empresarios. Una opción que, remachó, está excluida por las reglas que marca Bruselas.

Desde la Diputación de Gipuzkoa, su portavoz, Imanol Lasa se refirió ayer a la situación de Xey y Fagor-CNA para asegurar que la institución foral se implicará en el rescate de ambas siempre que exista un plan industrial serio y riguroso, un proyecto estratégico que ofrezca garantías suficientes sobre su futuro. En definitiva, no 'quemar' el dinero porque sí.

MÁS

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos