El Gobierno quiere que el fondo estratégico «sea rentable y apoye a corto y largo plazo»

Arantxa Tapia y Andrés Arizkorreta, ayer en los talleres que Euskotren tiene en el polígono Eraso de Irun./LUSA
Arantxa Tapia y Andrés Arizkorreta, ayer en los talleres que Euskotren tiene en el polígono Eraso de Irun. / LUSA

CAF se declara «encantada» tras la entrada en su capital del vehículo público-privado, para el que se busca ese doble objetivo

J. DÍAZ DE ALDASAN SEBASTIÁN.

Los primeros días de este año han estado marcados en Euskadi -al menos en el ámbito económico- por el anuncio de la entrada del Gobierno Vasco en el capital de Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF) como primer paso en la construcción de un fondo de 250 millones para contribuir al crecimiento y el arraigo de compañías estratégicas del país. Un movimiento que sorprendió a muchos (el 1,24% adquirido provenía de Kutxabank, que sigue rebajando su cartera industrial) y que dejó algunas incógnitas en el aire.

Ayer, durante la presentación de un acuerdo de colaboración entre el departamento de Desarrollo Económico y la firma beasaindarra, la consejera Arantxa Tapia aclaró en declaraciones a algunas de esas dudas. La responsable de la política industrial vasca subrayó que ese vehículo inversor «evidentemente, ofrecerá una rentabilidad a los inversores». La alusión a las ganancias que obtengan quienes pongan su dinero en el proyecto ha resultado quizás algo incómoda, pero Tapia quiso dejar claro que si se pide apoyo a los inversores privados (se pretende captar de ellos 150 millones) hay que «ofrecer un retorno».

Junto a esto, que es algo de pura lógica pero que ansiaban escuchar los eventuales partícipes de ese futuro vehículo, que no son pocos, la consejera desveló que el Ejecutivo trabaja con un asesor externo en el diseño de la arquitectura de un instrumento «que servirá para invertir y apoyar a firmas vascas a largo plazo y de manera estable, pero también para impulsar proyectos de crecimiento o expansión a corto plazo», añadió. «Trabajamos junto con el departamento de Hacienda para ver cómo podemos conseguir esa dualidad de funciones, espero que todo esté completado en tres o cuatro meses», añadió.

Arantxa Tapia, Consejera Desarrollo Económico: «Evidentemente, el fondo ofrecerá a los inversores una rentabilidad»

Consultadas diversas fuentes financieras, los expertos revelan que ese doble objetivo es relativamente sencillo. La presencia como inversor estable se lograría mediante operaciones como la de CAF. Las inyecciones rápidas podrían realizarse mediante otro fondo, con más espíritu de capital riesgo, o mediante la concesión desde el primer instrumento público-privado de préstamos a esas empresas que, en un momento dado, necesitan dinero para, por ejemplo, comprar otra firma o abrir una filial fuera de Euskadi. Esos créditos podrían ser participativos o convertibles en acciones posteriormente, lo que se entiende como un apoyo más profundo a la compañía en cuestión. Todo está aún abierto, y las posibilidades son varias.

Arraigo

Tapia se refirió a la entrada en CAF para subrayar dos ideas. La primera, que aunque el Gobierno es consciente de que «casi el 30% del capital está en manos de los trabajadores», con lo que el arraigo está garantizado, «sí es importante que ese 1,24% de las acciones se quede aquí y no esté por ahí». Junto a esto, la consejera subrayó la condición de «estratégica para el país» de la beasaindarra.

Andrés Arizkorreta, Presidente de CAF: «Cuantos más elementos cercanos tengamos para nuestra estrategia, mejor»

«Arraigo, sí, pero también otros elementos importantes como la fabricación inteligente, la excelencia, la capacidad tractora, el peso tecnológico o la relación con proveedores locales...», apuntó. Arantxa Tapia desveló a este diario que «algunas (empresas vascas) ya han llamado para interesarse por esto». «La de CAF es la primera inversión, pero habrá más», zanjó.

El presidente de CAF, Andrés Arizkorreta, celebró la entrada de cualquier accionista en la empresa por lo que de confianza en la misma demuestra. «Y si encima es el Ejecutivo, ¿qué más puedo decir?; estamos encantados», declaró. El ejecutivo advirtió de que «el sector cambia y los competidores no están quietos, así que cuantos más elementos cercanos tengamos para continuar nuestra estrategia o diseñar una nueva, mejor».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos