Gipuzkoa, único territorio en el que aumentaron los accidentes laborales mortales en 2017

Gipuzkoa, único territorio en el que aumentaron los accidentes laborales mortales en 2017

Se registraron doce fallecimientos, cuatro más que el año anterior y crecieron tanto los que se produjeron en el trabajo como en los trayectos

PILAR ARANGURENSAN SEBASTIÁN.

2017 no fue un buen año para la siniestralidad laboral, se mire por donde se mire. En primer lugar, porque los accidentes con baja crecieron un 5,7% en Euskadi en relación al año anterior. Una realidad que no se puede achacar a la mayor actividad, ya que el índice de incidencia, que mide la siniestralidad por cada mil trabajadores, y que permite por lo tanto desligarlo del aumento del empleo, también se incrementó un 2,9%. Y la puntilla la pone Gipuzkoa, único territorio en el que subieron las muertes en el trabajo.

Este es el flash que dejan las cifras de cierre de año aportadas por Osalan, el Instituo de Seguridad y Salud Laboral de Euskadi. Un ejercicio que en el caso de Gipuzkoa comenzó con mal pie y que no ha podido enderezar en el cómputo de los doce meses. Y es que los accidentes más trágicos, esos que se cobran la vida de los trabajadores, llegaron a los doce, es decir, una media de uno por mes. Un balance muy negativo, ya que suponen cuatro más que un año antes. Además, el aumento se produjo tanto en los siniestros que tuvieron lugar en los puestos de trabajo como en los denominados 'in itinere', esos que se registran en los desplazamientos. En el pimer caso, Osalan contabilizó nueve, dos más que en 2016, mientras que en los trayectos se registraron tres, también dos más que un año antes.

En Bizkaia se produjo una reducción significativa de siniestros mortales, ya que se computaron 17, diez menos que en 2016. Por su parte, en Álava se registraron 2 frente a los 5 del ejercicio anterior. De este modo, en el conjunto de Euskadi hubo que lamentar el año pasado 31 fallecimientos de trabajadores, nueve menos que en el ejercicio anterior.

Las claves

97 accidentes cada día
se produjeron en el País Vasco el año pasado en el trabajo, computando las 365 jornadas.
+2,9% índice de incidencia.
Es el aumento registrado en la tasa que mide los siniestros por cada mil trabajadores en Euskadi.
+13% enfermedades profesionales.
Se produjeron un total de 3.101, según Osalan. Las que cursaron baja crecieron un 25,9%.

En lo que respecta al total de accidentes con baja, estos registraron un aumento del 5,7%, hasta llegar a los 35.256, lo que supone prácticamente una media de cien siniestros por jornada y eso computando los 365 días del año.

Los graves crecen un 16,7%

Según los datos de Osalan, si se tienen en cuenta únicamente los que se producen en la jornada de trabajo, los accidentes leves, que son la inmensa mayoría, aumentaron un 5,5% hasta los 29.443. Por su parte, los graves se incrementaron en mayor medida, un 16,7%, hasta alcanzar los 161, y los mortales crecieron un 5,5%.

Las asociaciones empresariales suelen poner el foco precisamente en los accidentes que se producen en los puestos de trabajo, ya que entienden que no está en sus manos actuar sobre los que se producen en los desplazamientos.

En estos, lo accidentes crecieron en mayor medida en todos los rangos. En concreto, en los leves aumentaron un 11,8%, hasta los 2.890; los graves un 40,7%, hasta los 38, y los mortales un 16,7%, hasta los 7.

Pero si hay un dato que permite medir la evolución de la siniestralidad laboral independientemente del número de trabajadores es el índice de incidencia. Y en este caso, también aumentó respecto al año anterior, aunque lo hizo de forma más moderada. En concreto, creció un 2,9% en Euskadi al llegar a los 38,22 accidentes por cada mil empleados. La Agricultura, ganadería y pesca fue el único sector en el que descendió un 1,7%. En la industria creció un 2,1% y se situó en 65,29. En la construcción el aumento fue más significativo (6,8%) retomando una tendencia tradicional. De hecho es el sector con el índice más elevado (86,27). Y en los servicios también aumento un 3,2% hasta quedarse en el 27,44.

Si nos fijamos en los distintos territorios, el índice de incidencia baja en Alava un punto hasta situarse en 39, mientra que sube en Bizkaia dos puntos (40) y en Gipuzkoa se mantiene inalterable (35) con la tasa más baja. Eso sí, en nuestro territorio sube de forma significativa en la agricultura y en la construcción y no varía ni en la industria ni en los servicios.

En lo que respecta a las enfermedades profesionales, las que cursaron baja crecieron un 25,9% en Euskadi hasta las 1.445, mientras que las que no lo hicieron aumentaron un 3,7%. El total creció un 13%.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos