Gipuzkoa mantiene el pulso en medio de la atonía empresarial

Confebask alerta de que tras perder 8.000 firmas en la crisis, la remontada en Euskadi está siendo complicada, y pide ayudas y planes

JULIO DÍAZ DE ALDA SAN SEBASTIÁN.

La crisis se llevó por delante en Euskadi a 7.963 empresas entre mayo de 2008 -cuando nadie preveía lo que finalmente sucedió- y comienzos de 2014, el peor momento para el tejido productivo. Ese 'agujero', con su evidente reflejo en el comportamiento del empleo o en la recaudación fiscal, aún resulta muy dificil de reconducir. De hecho, desde ese suelo de hace tres años apenas se han creado 1.900 empresas, lo que evidencia todo lo que se quedó por el camino.

Así lo recordó ayer Confebask al dar cuenta de la evolución del tejido empresarial en un documento que refleja que el pulso emprendedor aún es débil. Por eso la patronal vasca, que insiste en «lo difícil» de la remontada, pide «medidas y planes que faciliten la generación de nuevos proyectos y que refuercen la viabilidad de las empresas existentes, pues sólo así se podrá conseguir asegurar la generación de riqueza y empleo».

Como consuelo quedan los datos de Gipuzkoa, que en el primer semestre mantuvo el tipo con mayor fortaleza que el resto del País Vasco. Así, si en junio la creación de empresas apenas aumentó un 0,2% interanual en todo Euskadi, ese porcentaje de dinamismo se elevó al 0,5% en el territorio.

Lo mismo sucede si la comparación se hace con el mes de mayo: la actividad cae un 0,6% en términos generales pero solo un 0,09% en Gipuzkoa frente a los descensos de Bizkaia (0,55%) y Álava (1,8%). Aún así, las 58.828 empresas vivas a cierre del semestre en el país representan la cifra más alta para esa fecha desde 2012. Si mala es la situación de las empresas, peor es la de los autónomos, un colectivo que apenas se ha recuperado y que la crisis redujo en 18.444 personas, un 9,7%.

Financiación

Afortunadamente, lo que ya no parece un problema (al menos, en términos generales) es la financiación a la empresa. Así se desprende de los datos facilitados ayer por el Grupo Kutxabank (incluidas CajaSur y toda la actividad fuera de Euskadi), que aseguró haber canalizado a las empresas 1.665 millones de euros entre enero y junio, lo que supone un 33% más que el año pasado y, además, una cifra que supera la mitad de lo prestado a lo largo de todo el 2016. «La progresiva mejora de la actividad de las pequeñas y medianas empresas desde finales de 2015 se ha vuelto a confirmar, con una clara consolidación de la demanda de las pymes», destacó el banco de las kutxas vascas.

MÁS

Fotos

Vídeos