Gipuzkoa cuenta con el IRPF más gravoso hasta los 80.000 euros

No es nada noticiable. Más bien la constatación de una realidad que se repite año tras año. Y es que un contribuyente medio vasco -guipuzcoano en este caso- tributa más por IRPF que cualquiera de sus vecinos del resto de comunidades autónomas del Estado. Así lo volvió a refrendar Pablo Fid, experto fiscalista de Price Waterhouse Coopers (PwC), en la última jornada sobre cierre fiscal 2017 organizada por APD en San Sebastián.

Las cuentas son claras, en estos momentos un contribuyente con una base liquidable general de 30.000 euros debe tributar 7.622,50 euros en Gipuzkoa. Por la misma base, en Madrid tributaría 6.989,25 euros, es decir, 633 euros menos de factura fiscal. En Cantabria y La Rioja (7165,50 euros en ambos casos) o en Cataluña (7.428,61) también pagaría menos.

Sucede algo similar si la base liquidable aumenta hasta los 40.000 euros. En ese caso, el contribuyente guipuzcoano deberá tributar 11.045,5 euros, por los 10.308,9 de Madrid. 737 euros más. La distancia con la capital del Estado aumenta progresivamente, pero la tabla guipuzcoana deja de ser la más gravosa cuando supera la barrera de los 80.000 euros de base liquidable general (alrededor de 5.000 contribuyentes en el territorio). Con esa base, un gipuzcoano debe tributar 27.381 euros, por los 27.483,5 que pagaría un cántabro.

Si alcanzamos los 100.000 euros de base, riojanos y cántabros ya pagarían más al fisco que los guipuzcoanos, una tendencia que se mantiene tanto con 120.000 euros, como por 140.000.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos