Gipuzkoa calcula que con la reforma fiscal recaudará 38,4 millones más

Olana y Larrañaga./USOZ
Olana y Larrañaga. / USOZ

La Diputación prevé que el anteproyecto de norma supere el trámite en Juntas en abril y sea ya una ley para mediados de año

Alexis Algaba
ALEXIS ALGABA

La reforma fiscal pactada por PNV, PSE y PP en otoño del pasado ejercicio continúa avanzando en sus pasos formales en los distintos territorios. Si en Bizkaia y Álava el anteproyecto de norma que incluye las modificaciones fiscales ya se encuentra en las Juntas, hoy Gipuzkoa ha anunciado tras se aprobada en Consejo de Gobierno, el anteproyecto enfila ya hacia su debate en el hemiciclo territorial. El portavoz foral, Imanol Lasa, ha sido el encargado de anunciar que la norma ha superado este primer trámite y de avanzar que una vez analizado el posible impacto de todas las medidas, Gipuzkoa recaudará aproximadamente 38,4 millones de euros más.

«Creemos sinceramente que la reforma aumentará la recaudación y el territorio además, ganará atractivo para las empresas», ha subrayado Lasa, que ha preferido no desgranar los efectos detallados de la reforma hasta que el informe de impacto económico sea presentado el próximo 1 de marzo en la comisión de Hacienda de las Juntas Generales. «Podemos decir que en su conjunto, las modificaciones que afectan al IRPF y a Sociedades, supondrán un incremento de 38,4 millones en la recaudación», ha afirmado.

Gipuzkoa ha sido el último territorio en anunciar los efectos de la reforma. Bizkaia avanzó esta semana que en total su recaudación aumentará en alrededor de 90 millones de euros, mientras que Álava calcula que lo hara en unos 20 millones.

El debate de Sociedades

De esta forma, las tres diputaciones salen al paso de las advertencias, por parte de los partidos de la oposición, de que las medidas incluidas en la reforma, sobre todo la que rebaja los tipos nominales del Impuesto de Sociedades (pasarán del 28% al 24% en 2019) iban a suponer una caída considerable de los ingresos. «Además de rebajar los tipos, se introducen limitaciones para la aplicación de diversas deducciones, tales como los gastos financieros, las inversiones en innovación o la compensación de bases imponibles negativas, lo que contribuirá a incrementar la recaudación por este tributo», ha aclarado Lasa.

El anteproyecto incluye a su vez la reforma de Impuesto sobre la Riqueza y las Grandes Fortunas, que pasará a denominarse nuevamente en Gipuzkoa Impuesto sobre Patrimonio y recuperará el escudo fiscal presente en tanto en Bizkaia como en Álava. Un tributo "más acorde con la realidad del territorio, que camina hacia la armonización pero no la uniformización", ha recordado el portavoz foral.

Plazos

En cuanto al tema de plazos, aunque en diciembre del pasado año se esperaba que para finales del mes de marzo la nueva ley estuviera a punto, Lasa ha trasladado un nuevo calendario de aprobación de la norma, que se realizará con carácter retroactivo a 1 de enero. Según el portavoz, tras ser presentada la reforma y el informe sobre su impacto el próximo 1 de marzo en la comisión de Hacienda, el debate y votación en la propia comisión se cerrará "a principios de abril». Posteriormente pasará a debate en el Pleno de mediados de abril. «El objetivo es que para antes de verano, esperemos que para junio, la norma ya esté aprobada», ha calculado Lasa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos