Galán muestra su descontento con la gestión en Siemens Gamesa tras la fusión

Galán muestra su descontento con la gestión en Siemens Gamesa tras la fusión

«No podemos estar contentos con una compañía que ha perdido más del 50% de su valor en seis meses», asegura el presidente de Iberdrola, que mantiene un 8% de las acciones de la empresa

AGENCIAS

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, ha mostrado su descontento con la inversión realizada por su compañía en Siemens Gamesa y la gestión que se está llevando a cabo en esa empresa por parte del grupo alemán tras la consumación de la fusión, que se cerró el pasado mes de abril.

En un encuentro informativo, Galán reconoció que como inversor financiero, ya que Iberdrola pasó a tener una participación del 8% en el grupo fusionado tras cerrarse la operación, «no está contento» con la caída del valor en Bolsa.

Siemens Gamesa vive instalada en la convulsión desde que anunció su plan para prescindir de 6.000 de sus 27.000 trabajadores en 24 países, una decisión motivada por unas pérdidas de 153 millones de euros entre abril, el mes en que concluyó el proceso de fusión, y septiembre. En España, el recorte alcanza a 340 personas, de las que 272 saldrán el año que viene, y en Euskadi a 48, un volumen muy superior a lo que la empresa prometió en un principio. El baile de cifras de las últimas semanas sobre el número de despidos ha indignado a los gobiernos autonómicos, en especial al vasco y al navarro, que han puesto en duda la credibilidad de la firma y su compromiso.

La situación ha llegado al punto de que Siemens Gamesa acaba de destituir a su jefe de recursos humanos, Xabier Bengoetxea, que había asumido la responsabilidad el pasado junio. Bengoetxea, exjugador de la Real Sociedad, tuvo una dilatada trayectoria profesional en el grupo Mondragón. Fue responsable de personal de Fagor Electrodomésticos y llegó a presidir la firma, hasta que la empresa fue liquidada dentro del proceso concursal que acabó con considerada ‘joya de la corona’ del imperio cooperativo.

Inversión «casi afectiva»

«No podemos estar contentos con una compañía que ha perdido más del 50% de su valor en seis meses. Cuando ves cosas como la que estás viendo, que hacen un 'profit warning' y casi te enteras por el periódico de que lo van a hacer, que cambian personas de alto nivel... pues piensas que estamos enloqueciendo y algo está fallando», ha afirmado Galán.

El presidente de Iberdrola recordó que la energética estuvo en el accionariado de Gamesa desde el principio, ya que se trataba de una inversión «casi afectiva», y que cuando se planteó la fusión con el negocio eólico de Siemens permaneció tras alcanzar un entente con la alemana para se tomara el control «con un esquema de bastante españolización» y para asegurar que las cosas «se hacían bien».

Así, Galán subrayó que Iberdrola, tras la fusión, pasó de ser un socio industrial a un socio financiero, por lo que esta caída en el valor de la acción de Siemens Gamesa en los últimos meses no es para «poder estar contentos».

Respecto a los cambios en la cúpula del grupo abordados por Siemens Gamesa, el presidente de Iberdrola consideró que «tienen solución y remedio» y se hablarán y discutirán con el socio mayoritario de la compañía. «Esas cosas dentro de la junta de accionistas tienen remedio y se pueden arreglar», dijo.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos