El fondo de inversión Columbus apuesta por el sector 'bio' guipuzcoano

El parque tecnológico de Miramón albergará una nueva firma ´bio', Viralgen.
El parque tecnológico de Miramón albergará una nueva firma ´bio', Viralgen. / J. M. SOTILLOS

Ha constituido junto a la firma americana Asklepios la 'joint venture' Viralgen que abrirá una planta en Miramón al calor de la existencia de otras firmas del ramo

FERNANDO SEGURASAN SEBASTIÁN.

El parque tecnológico de Miramón lleva camino de convertirse en un polo biotecnológico de primer orden. Así se desprende de la decisión tomada por el fondo de capital riesgo valenciano Columbus y por la compañía estadounidense Asklepios de invertir entre 7 y 9 millones de euros en la apertura de una planta para producir vectores virales. En la misma trabajarán entre 40 y 50 especialistas.

La apuesta de Asklepios por asentarse en Donostia fue adelantada por este periódico el pasado mes. Ayer se supo que en la operación participa también Columbus. La primera aporta el conocimiento y la segunda el dinero. Ambas han constituido la 'joint venture' Viralgen. Los pormenores de la operación se darán a conocer hoy en un acto que tendrá lugar en Miramón. En el mismo estarán presentes la consejera de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia; el socio director de Columbus Venture Partners, Javier García y la directora de inversiones del fondo y CEO interino de Viralgen, Natichu Alvarado.

La decisión de asentarse en San Sebastián supone un espaldarazo para las biotecnológicas guipuzcoanas que, a la chita callando, se están haciendo notar en un sector al que todos los 'gurús' de la economía le vaticinan un fuerte crecimiento. En el parque tecnológico de Miramón se asientan algunas de estas empresas y, según las fuentes consultadas, en la elección de este emplazamiento como sede de Viralgen ha sido fundamental la existencia de un entorno en el que coexisten firmas 'bio' de primer orden y centros de investigación de alto nivel. Este caldo de cultivo, unido a una apuesta firme por parte de la Administración vasca, ha creado el clima propicio para que la inversión sea una realidad.

Solo así se entiende que la firma estadounidense Asklepios Biopharmaceutical, con sede en Chapel Hill (Carolina del Norte), se haya fijado en Donostia, cuando podía haber optado por otras localizaciones más maduras en el sector 'bio' como Madrid o Barcelona, o incluso Bizkaia, donde se asientan firmas como Faes Farma. De hecho, además de Donostia hubo otras ciudades candidatas, pero la capital guipuzcoana se llevó el gato al agua.

La oportunidad que ofrece Miramón tampoco ha pasado desapercibida para Columbus. El fondo pone el dinero, así que habrá sopesado minuciosamente los pros y contras. La firma de capital riesgo tiene su sede en Valencia. Fue creada por dos científicos, Damiá Tormo y Javier García. Ambos han fundado empresas como Bioncotech Therapeutics, Artax o Biopharma.

La estrategia de inversión se centra en empresas que se encuentran en fase inicial y que cuentan con un alto potencial de crecimiento dentro de los sectores de la biotecnología, tecnología médica, productos farmacéuticos y cuidado de la salud.

Polo biotecnológico

La 'joint venture' nacida del acuerdo entre Asklepios y Columbus incrementará la nómina de empresas ya asentadas en Miramón, hasta constituir prácticamente un polo 'bio' de referencia. Entre estas compañías se encuentran Vivebiotech, que en breve firmará acuerdos internacionales que potenciarán su preeminencia en su especialidad, las terapias mediante vectores lentivirales.

Otra biotecnológica asentada en el parque y en expansión es la promovida por Cidetec. El centro tecnológico presentará la próxima semana la primera planta de Europa de producción de nanopartículas para la industria farmacéutica y su ensayo en seres humanos.

Si ampliamos el foco a Gipuzkoa, no podemos olvidar la apuesta de la Corporación Mondragón a través de la división de salud y tecnología médica (Mondragón Healt).

Fotos

Vídeos