¿Puede Hacienda controlar el pago de impuestos en las compras de Wallapop?

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. / EFE

La Agencia Tributaria tiene muy complicado controlar las operaciones de compraventa de segunda mano en las plataformas online

David Valera
DAVID VALERAMadrid

La compraventa de segunda mano del comercio online en plataformas como Wallapop o eBay están sujetas al Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales, cuyo gravamen es del 4% en la mayoría de comunidades. Así lo ha fijado la Dirección General de Tributos, el organismo dependiente de Hacienda que interpreta las nomas fiscales,y que considera que debe aplicarse la misma tributación que a las operaciones de este tipo tradicionales. La incógnita es hasta dónde puede controlar la Agencia Tributaria estas operaciones.

¿Puede controlar Hacienda estas transacciones?

Es muy complicado. La Agencia Tributaria carece de la capacidad técnica y de efectivos para controlar estas operaciones de segunda mano. En realidad, es muy difícil que pueda averiguar quién es el comprador y por qué importe se realiza la venta. La única posibilidad es que las plataformas online intermediasen en el pago, lo que permitiría a Hacienda pider el registro y conocer las operaciones para exigir los impuestos correspondientes. Sin embargo, en muchas posibilidades estas plataformas sólo ponene en contacto al comprador y al vendedor, de manera que la operación se realiza fuera del ámbito online.

¿Quién tendría que pagar impuestos?

El Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales es un impuesto cedido a las comunidades autónomas que debe pagar el comprador de una operación comercial entre particulares con un bien de segunda mano. El tipo que fijan es el 4%. La ley otorga un plazo de 30 días desde la operación para que se abone a Hacienda este impuesto.

¿Cuándo hay ganancia patrimonial?

Si en la transacción el vendedor obtiene una plusvalía, es decir, vende a un precio superior al que lo adquirió o por encima de la devaluación del coste de amortización, tendrá que declararlo en el IRPF como una ganancia patrimonial. De hecho, Hacienda se centra más en este tipo de casos siempre que las cantidades sean elevadas, ya que es más fácil detectarlas. En este caso, el vendedor deberá justificar documentalmente el origen de esos ingresos.

¿Este impuesto es nuevo?

No. El Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales forma parte del sistema tributario español desde hace décadas. Esta figura ya grava la compraventa de segunda mano del comercio tradicional, por ejemplo en la venta de un coche o un inmueble. Sin embargo, en estos caos es más fácil de controlar por la Agencia Tributaria. Y es que cuando el nuevo propietario de una vivienda o un automóvil tenga que registrar estos bienes el notario o funcionario público deberá comprobar que se ha abonado este impuesto para poder dar el visto bueno a la operación.

¿Hay propuestas para solucionar esta situación?

El Sindicato de Técnicos de Hacienda (Gestha) propone que la ley de comercio electrónico exima del pago del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales en las operaciones de poca cuantía. De esta forma, dejarían de estar cometiendo una irregularidad. En cualquier caso, desde Gestha, aunque reconocen que las cantidades que puedan dejar de recaudarse son muy pequeñas comparadas con el fraude fiscal de las grandes fortunas (estiman que hay 140.000 millones en paraísos fiscales) piden a los contribuyentes una "concienciación fiscal" para pagar los impuestos correspondientes.

Temas

Irpf

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos