Los 40 mayores patrimonios se ahorrarán casi 200.000 euros

La modificación del Impuesto sobre la Riqueza supondrá una reducción de los ingresos de 13 millones de euros

A. ALGABA SAN SEBASTIÁN.

Al margen de las medidas generales de la reforma fiscal que las tres Haciendas forales aplicarán en sus territorios, Gipuzkoa también acometerá una modificación trascendental y que le acercará a la reclamada armonización con el resto de territorios vascos. «Armonización, que no uniformización», aclaran desde el fisco guipuzcoano. Esa reforma no es otra que la eliminación del Impuesto sobre la Riqueza y las Grandes Fortunas y la vuelta al ruedo de la figura del Impuesto sobre el Patrimonio, con la principal novedad de la recuperación del escudo fiscal, el límite según el cual la cuota íntegra del gravamen junto con la del IRPF no pueden superar un porcentaje concreto de la base imponible general y del ahorro del IRPF (el 65%), en resumen, de los ingresos totales del contribuyente. Pues bien, el rescate de esa figura, abolida en su día por el Gobierno foral de Bildu y que seguía vigente en Bizkaia y Álava, provocará que la recaudación por dicho impuesto se reduzca en 13 millones el año que viene.

Esa es la conclusión que se extrae de la memoria económica del proyecto de modificación del impuesto, que prevé una reducción del 20,1% en la recaudación por el extinto Impuesto sobre la Riqueza y Grandes Fortunas. El resumen apunta que, de media, los 7.538 patrimonios del territorio pagarán 1.720 euros menos que hasta ahora.

Sin embargo, como todo, cada patrimonio presenta sus diferencias y se han tenido que realizar los cálculos con las nuevas tablas de tipos, ya que Gipuzkoa adaptará su nuevo Impuesto de Patrimonio con la tabla vigente en Álava, más progresiva, con nueve tramos y que irá del 0,20% al 2,5%. Así, tras realizar esa aproximación con las nuevas figuras se observa que el 48% de los contribuyentes (3.616) verían aumentar su cuota a ingresar, mientras que para otro 49,8% (3.753 personas) la cuota disminuye y solo 169 tributantes no apreciarán cambio alguno.

Destaca, sobre todo, la mejor fotografía que presentarán los patrimonios con una base liquidable superior a 12,8 millones de euros, la mayor de todas. Cuarenta contribuyentes componen este grupo del que solo dos verían incrementada su cuota. El resto se ahorrarán de media 193.545 euros. Los distintos tramos de patrimonios que van desde los 400.000 euros de base liquidable a los 3,2 millones, serán los únicos que de media vean crecer su aportación, mientras que para el resto, en mayor o menor medida, será menor.

En cifras globales, la recaudación por Patrimonio pasaría de los 64,4 millones de 2016, a los 51,4 que potencialmente se recaudarán en 2019, una cifra solo superada por los años de vigencia del Impuesto sobre la Riqueza y por 2008, año previo a la crisis en el que se ingresaron 56,6 millones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos