Diario Vasco

Los asesores fiscales avisan de que una revisión de la amnistía fiscal sería «inconstitucional»

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. / EFE
  • Consideran que los ejercicios regularizados ya están prescritos y que cualquier cambio en la tributación de quienes se acogieron sería "técnicamente imposible"

  • La AEDAF también pide al Gobierno no subir los impuestos, recuperar deducciones en Sociedades, limitar al 50% el tipo máximo en IRPF y no implantar la tasa Tobin

Los asesores fiscales advierten de que cualquier revisión de la amnistía fiscal sería "técnicamente imposible" y además "inconstitucional" por la inseguridad jurídica que provocaría. Así se ha expresado el presidente de la Asociación Española de Asesores Fiscales (AEDAF), José Ignacio Alemany, al recordar que la propuesta de Ciudadanos -recogida en el acuerdo firmado con el PP- para que los 30.000 contribuyentes que regularizaron su situación tributen un 10% como estaba previsto en un inicio y no un 3% como finalmente ocurrió, no puede hacerse por su carácter retroactivo.

Además, el presidente de AEDAF ha recordado que los años afectados por la amnistía fiscal (2007-2010) están prescritos desde el año pasado. De esta forma, Alemany ha restado trascendencia al supuesto límite del próximo 30 de noviembre (día en la que se cumplen cuatro años de la amnistía y prescribirían los supuestos delitos) al afirmar que esa fecha es "irrelevante".

La polémica por la amnistía fiscal resurgió después de que el Congreso aprobase una resolución que instaba al Gobierno a que exigiera a los contribuyentes que regularizaron su situación que tributasen el 10% previsto. Sin embargo, desde el Ministerio de Hacienda siempre han mantenido que esa medida es inviable porque los ejercicios ya prescritos en 2012 quedaron fuera de la amnistía. Sin embargo, el departamento que dirige Cristóbal Montoro asegura que los contribuyentes de la amnistía "están siendo investigados" por si hubieran cometido alguna irregularidad.

Por otra parte, los asesores fiscales también han mostrado su rechazo a una posible subida de impuestos para reducir el déficit. Precisamente, ayer el presidente Mariano Rajoy aseguró que no se incrementarían los tributos "importantes", dejando la puerta abierta a elevar la fiscalidad medioambiental o los Impuestos Especiales. En cualquier caso, desde AEDAF advirtieron de que "subir tipos incentiva el fraude fiscal y la economía sumergida". En este sentido, Alemany ha recordado que la presión fiscal "ya está al límite" y cualquier alza supondría "pan para hoy y hambre para mañana".

Para este colectivo la clave del sistema tributario pasa por ser "estable, seguro y coherente". Por eso la AEDAF ha presentado hoy un documento con las iniciativas tributarias que proponen al nuevo Gobierno. Entre ellas se encuentra eliminar alguna de las medidas estrella aprobadas por el Gobierno en los últimos años para luchar contra el fraude.

Sin declaración de bienes en el exterior

Así, los asesores fiscales abogan por suprimir la declaración de bienes en el extranjero (el denominado modelo 720) al menos para los derechos situados en países de la UE o con territorios que tengan firmado un acuerdo de intercambio de información con España. En este sentido, recuerdan que Bruselas ya ha abierto un expediente de infracción a España por esta medida al considerar que puede resultar desproporcionada. También proponen limitar la lista de morosos a los caos que exista una sentencia firme y se ciña a grandes defraudadores. Así, critican que la configuración actual resulta "arbitraria y desproporcionada".

La AEDAF volvió a mostrar su rechazo a la modificación en Sociedades para que se adelante el cobro de un tipo mínimo del pago fraccionado. Asimismo, aconsejan acabar con medidas aprobadas durante la crisis con carácter temporal y que se han convertido en permanentes. En su mayor parte iban dirigidas a ensanchar las bases imponibles mediante la eliminación o reducción de diversas deducciones. En concreto, los asesores fiscales rechazan la no deducibilidad de los deterioros de activos o la limitación del 70% de la compensación de las bases imponibles.

En el caso del IRPF piden que el tipo máximo no pueda superar nunca el 50%, al considerar que una cifra superior es "confiscatorio". También defienden la eliminación del Impuesto de Patrimonio o armonizar el tributo a nivel estatal. Asimismo, se oponen a la introducción del Impuesto sobre las Transacciones Financieras (tasa Tobin) que impulsan varios países de la UE.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate