Diario Vasco

Los españoles tienen 97.000 millones en bienes en el extranjero

Fajos de billetes.
Fajos de billetes. / Archivo
  • El importe de 2015 es 6.700 millones superior al declarado en 2012, el primer año en el que se obligó a informar a la Agencia Tributaria

  • Suiza, con 20.200 millones, y Luxemburgo, con 13.500, acaparan un tercio del patrimonio en terceros países

Los contribuyentes españoles declararon 97.700 millones en bienes y derechos en el extranjero en 2015. Esto supone 6.700 millones más que los registrados en 2012, el primer año que entró en vigor el denominado modelo 720 que obliga a informar de estos patrimonios. Y un tercio de esos bienes se encuentran en Suiza (20.200 millones) y Luxemburgo (13.500 millones), según ha anunciado hoy la Agencia Tributaria.

Si se analiza por tipos de bienes, casi 44.000 millones hacen referencia a acciones, donde Suiza vuelve a ocupar el primer puesto con 8.944 millones, seguido de 4.000 millones en Brasil. En 2015 también se declararon 20.200 millones en fondos y otros 18.300 millones en cuentas bancarias. Además, hay 11.600 millones en inmuebles y 3.600 millones en seguros.

Si se compara con 2012, hay un importante aumento del dinero declarado en cuentas bancarias con 3.300 millones. Sin embargo, el importe en acciones disminuye en 2.200 millones en esos cuatro ejercicios. La Agencia Tributaria considera que en parte estos cambios se deben a la necesidad de transparentar la titularidad de los bienes que exigía la amnistía fiscal y que ya no tiene sentido ocultar.

La mayor parte de los fondos, hasta un 70%, se corresponde con Luxemburgo (8.100 millones). También en Suiza se declararon 6.300 millones en fondos. En cuanto a Seguros, Luxemburgo vuelve a ocupar la primera posición con 1.300 millones. En el caso de los inmuebles, son Francia y Reino Unido los que lideran la clasificación con casi 2.000 millones.

Nueva herramienta

El organismo que dirige Santiago Menéndez también ha anunciado que ha puesto en marcha una nueva herramienta que permite mejorar la explotación de los datos obtenidos en el modelo 720. En concreto, servirá para detectar de forma más sencilla movimientos y operaciones entre algunos países que pueden ayudar a detectar acciones de ingeniería fiscal.

Por ejemplo, la evolución de los datos permite observar que en Andorra, Panamá, Liechtenstein y Bahamas son cuatro de los cinco países con un mayor descenso en los bienes declarados. Algo que puede obedecer a que esos contribuyentes hayan decidido repatriar sus patrimonios al tener la obligación de declararlos.