Diario Vasco

La AIReF avisa de que el déficit podría dispararse al 4,7% si no se aplican medidas

El presidente de AIReF, José Luis Escrivá.
El presidente de AIReF, José Luis Escrivá. / J. J. Guillén (Efe)
  • El desequilibrio sería del 4,1%, cinco décimas más que el objetivo, si se implantan los compromisos asumidos como el adelanto del cobro del Impuesto de Sociedades

  • El tipo mínimo en el pago fraccionado para las empresas debería ser de “al menos un 20%” para lograr los 6.000 millones y la intención de Hacienda es que sea "permanente"

Mazazo de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) a las previsiones del Gobierno sobre reducción del déficit. El organismo considera que el desequilibrio entre ingresos y gastos será del 4,1% frente al objetivo del Gobierno del 3,6% (Economía negocia con Bruselas elevarlo hasta el 3,9%). Sin embargo, en el informe publicado hoy también advierte de que podría dispararse hasta el 4,7% -supondría un desvío de 11.000 millones- si no se aplican las medidas comprometidas para este mismo ejercicio como el pago adelantado en el Impuesto de Sociedades por valor de 6.000 millones.

“La situación de las cuentas públicas se ha deteriorado progresivamente desde la última evaluación en abril”, explica la Autoridad Fiscal en su informe. Y la principal causa de este empeoramiento se debe a los malos resultados de la recaudación tributaria. En concreto, el organismo presidido por José Luis Escrivá constata que la reforma tributaria “está teniendo un impacto negativo superior al estimado” en los ingresos.

En este sentido, recuerdan la fuerte caída en la recaudación en Sociedades (del 50% en abril). Para tratar de corregirlo el Gobierno se ha comprometido con Bruselas a recuperar una medida suprimida tras la reforma fiscal y que implica adelantar un mínimo del pago fraccionado para obtener 6.000 millones. Para ello, la AIReF estima que el tipo mínimo debería ser de al menos el 20% del resultado contable de la compañía, lo que supone un fuerte incremento respecto al 12% vigente hasta 2015. Esta medida, que depende de la formación de Gobierno, podría aplicarse en el pago fraccionado de octubre o de diciembre.

Asimismo, fuentes de la Autoridad Fiscal explican que la intención de Hacienda es “diseñar esta medida con carácter permanente”. Es decir, que se mantenga en el tiempo, algo que hasta ahora en el Gobierno no aclaraban. Si no se produjera la implantación de esta medida el déficit del Estado se dispararía en seis décimas. En cualquier caso, la AIReF insiste en que esta medida no servirá para cumplir el objetivo de ingresos presupuestado sobre esta figura y que implicaba un crecimiento del 20%.

Objetivo del 0,7% «poco ambicioso»

Por su parte, el informe también critica que el objetivo fijado para las comunidades autónomas del 0,7% es “poco ambicioso” ya que permite a algunas de ellas –que ya habían cumplido el año pasado con esa cifra o se quedaron muy próximo a ello- relajarse en el control del gasto. Además, también lamenta que no se hayan implementado los acuerdos de no disponibilidad por parte de las comunidades.

En concreto, estiman que de los 800 millones de ajuste aprobados por los distintos gobiernos regionales (Hacienda había anunciado en un principio hasta 2.000 millones) el impacto en el déficit sólo lo tendrían 300 millones. Hay otros 700 millones que forman parte de inejecuciones presupuestarias y que la AIReF considera están sujetas "a más incertidumbre" sobre su cumplimiento.

Además, también advierte de que el superávit registrado en las corporaciones locales “es probable que sea inferior al de años anteriores”. En concreto, estiman que se sitúe en el 0,4%. También advierten que la Seguridad Social incumplirá su objetivo y se situará en el 1,6% para este año.

Además, pese a la mala evolución del déficit del Estado en la primera parte del año, la AIReF recuerda que la Ley de Estabilidad no contempla medidas preventivas para la administración central. Por ese motivo, desde la AIReF proponen que el Ministerio de Hacienda tenga que rendir cuentas sobre la evolución de déficit del Estado en el Congreso. En concreto, recomienda que elabore un informe mensual sobre la evolución del déficit estatal que sea enviado a las Cortes Generales para un seguimiento, con especial hincapié en la evolución de la reforma tributaria y la implementación de las medidas anunciadas para corregir el desfase.