Las familias vascas redujeron el gasto tras la crisis, pero no las administraciones

Las familias vascas redujeron el gasto tras la crisis, pero no las administracionesGráfico

La encuesta del Colegio Vasco de Economistas indica que la mayor parte de los asociados considera que los ciudadanos han ajustado su nivel de vida

FERNANDO SEGURASAN SEBASTIÁN

. Las familias se han apretado el cinturón como consecuencia de la crisis, pero las administraciones no se han aplicado la misma receta. Esta es la opinión mayoritaria que se recoge en la encuesta semestral realizada por el Colegio Vasco de Economistas -conocida como Ekonometro- a 510 profesionales de la asociación, el 11% del colectivo. Los datos fueron dados a conocer ayer en Bilbao por Mercedes Vallejo y Joseba Barandiaran, ambos miembros del citado colegio.

En esta ocasión, el Ekonómetro realiza un balance de los diez años transcurridos desde el inicio de la crisis y pregunta a los profesionales si estiman que los ciudadanos han reducido sus gastos. El 45% de los economistas encuestados considera que después del desplome de 2007 los vascos han ajustado su nivel de vida para no vivir por encima de sus posibilidades. El 24,6% no comparte esta opinión y un 30,4% se muestra medianamente de acuerdo con ella.

Si nos fijamos en la edad de los encuestados, los economistas con más de 45 años son los que opinan mayoritariamente que los ciudadanos han reducido los gastos. Sin embargo, entre los profesiones más jóvenes una parte importante, en torno al 30%, estima que ese ajuste no se ha producido.

«Pese a la burbuja inmobiliaria, los vascos siguen prefiriendo la compra al alquiler»

La mayor parte de los economistas afirma que el sistema financiero no está saneado ni es solvente

La encuesta coloca el foco también en las Administraciones públicas y pregunta a los economistas si creen que éstas «han ajustado su nivel de gasto de manera eficiente y eliminando duplicidades». De las respuestas se concluye que los ciudadanos de a pie sí han modificado su conducta, pero los organismos públicos no han actuado de la misma manera. Más del 55% de los encuestados considera que las administraciones no han ajustado su nivel de gasto y solo el 14,2% considera que sí han realizado este esfuerzo.

Por territorios históricos, los economistas más críticos con los organismos públicos son los alaveses (67%), seguidos de los vizcaínos (54%) y guipuzcoanos (51%).

Impuestos

En este balance de la crisis, se pregunta a los economistas si creen que es necesario subir los impuestos. En este caso ganan por goleada los que opinan que no se deben incrementar (71,4%), frente a menos de un 10% que estima lo contrario.

Los profesionales mayores de 60 años son los que más se oponen a una subida (83,9%), en tanto que el 15% de los menores de 30 años considera pertinente elevarlos. También se establece una diferencia entre los economistas que trabajan por cuenta ajena para el sector público, los activos por cuenta propia y los desempleados. El 27% de los primeros sí cree necesario incrementar los impuestos, en tanto que en los otros dos colectivos esta opinión se reduce al 4,3% y al 3,2%.

Mercado inmobiliario

El trabajo intenta responder a si la crisis ha provocado que los ciudadanos consideren el alquiler «con naturalidad como una alternativa a la compra». En opinión de los economistas, a pesar de la burbuja inmobiliaria y de las dificultades de financiación, el 47,4% de los profesionales estima que los ciudadanos no contemplan el alquiler como una alternativa a la compra, frente a un 25,9% que opina lo contrario. Por territorios históricos, los economistas de los tres consideran que los vascos se inclinan mayoritariamente por la compra.

Sistema financiero

La banca española se situó en el centro de la crisis y todavía colean sus consecuencias. El Ekonometro pregunta a los economistas si están de acuerdo con la afirmación de que el sistema financiero «está saneado y es solvente». La mayor parte se manifiesta contrario a esta aseveración. En concreto, el 26% responde que no está «nada de acuerdo» y el 34% «poco de acuerdo». Los profesionales de los tres territorios coinciden en que el sistema financiero ni está saneado ni es solvente, con los vizcaínos con la mayoría más crítica (61%), seguido de los guipuzcoanos (57,8%) y de los alaveses (57,5%).

Emprendimiento

La encuesta también quiere conocer la opinión del colectivo sobre si se han implantado políticas adecuadas de emprendimiento. Cabe recordar a este respecto que el informe Global Entrepreneurship Monitor (GEM) coloca a Euskadi a la cola de las comunidades autónomas en número de emprendedores. El Ekonometro indica que más del 60% de los profesionales opina que no se han desarrollado políticas que favorezcan el desarrollo de nuevas empresas. Sólo el 7,6% estima está bastante de acuerdo con que sí se han implantado estas políticas y cabe señalar que ninguno de los encuestados se muestra «totalmente de acuerdo». Por territorios, los más críticos son los alaveses, seguidos de los guipuzcoanos y vizcaínos.

Concierto Económico

La encuesta pregunta a los profesionales sobre el nivel de conocimiento que creen que tiene la sociedad vasca y la española sobre el Concierto y el Cupo. Opinan mayoritariamente que es bajo entre los vascos (63,4%) y todavía lo es más para los ciudadanos del resto del Estado (94,7%). Respecto al conocimiento entre los propios economistas vascos, la opinión más repetida entre los encuestados lo sitúan en un nivel «medio».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos