Fagor CNA traslada que el preconcurso busca blindar la continuidad del negocio

Emilio, excooperativista de Mondragón, señala la planta de Edesa Industrial, en el barrio de Garagartza de Arrasate, que ayer mantenía su actividad normal ajena al inicio de proceso preconcursal.
Emilio, excooperativista de Mondragón, señala la planta de Edesa Industrial, en el barrio de Garagartza de Arrasate, que ayer mantenía su actividad normal ajena al inicio de proceso preconcursal. / MIKEL FRAILE

La compañía ha recurrido a un nuevo ERE temporal para la línea de lavado que durará todo el verano por la falta de liquidez para pagar los componentes

ALEXIS ALGABAARRASATE.

La plantilla de Edesa Industrial no consigue de salir de su asombro. Y no es para menos. Tener que enterarse por la prensa que la compañía en la que trabajas ha entrado de forma voluntaria en preconcurso de acreedores, no es de recibo. Y menos aún cuando se lleva practicamente un año reclamando un plan industrial que garantice la continuidad del proyecto después de enfrentarse a dos despidos colectivos y un ERE para casi la mitad de los empleados. Por ello, la actividad en los despachos de la sede de Edesa Industrial ayer en Garagartza -antigua Fagor Electrodomésticos, adquirida por el grupo catalán CNA tras su quiebra en 2013- fue frenética. El comité de empresa solicitó el mismo sábado una reunión tanto con la dirección local como con CNA para conocer de primera mano la información sobre el preconcurso y los planes del grupo. Ayer se cumplió con la primera solicitud y en dicho encuentro, Francisco Martín, director general de Fagor CNA, les comunicó que la compañía presentó el pasado viernes en los juzgados de San Sebastián la solicitud de entrada en preconcurso de acreedores y que la estrategia de grupo consiste en blidar el negocio a través de esa solicitud.

Parece contradictorio pero es así. La firma busca «protección jurídica» para disponer de más tiempo para encontrar el modo de refinanciar su deuda, de 100 millones de euros, según las explicaciones que recibió en la tarde de ayer el comité de empresa. Y es que con la entrada en preconcurso, Fagor CNA evita que cualquier proveedor que vea insatisfecha alguna de sus deudas contraidas pueda solicitar directamente el concurso de acreedores forzado para poder cobrárselas. «Nos han asegurado que han tomado esta decisión para protegerse y poder culminar el plan de ajuste en el que están trabajando», señalaron a fuentes del sindicato LAB del comité de empresa.

Los representantes de los trabajadores trataron de conocer más detalles de ese plan en el que dice la empresa estar trabajando para dar continuidad al negocio. «No nos han adelantado nada pero hemos solicitado para la siguiente reunión conocer en toda su amplitud el planteamiento de la empresa», explicaron.

LAS CLAVES

PRECONCURSO ABIERTO La dirección de Fagor CNA comunicó ayer al comité que el proceso busca evitar que cualquier proveedor fuerce un concurso de acreedores

UN PLAN Y UN SOCIO El comité lleva un año reclamando un plan de viabilidad a la empresa y cree que el proyecto necesita un nuevo invesor

Los trabajadores muestran su enfado tanto por las formas en las que se han enterado de los últimos pasos de la compañía como de la falta de respuesta de la dirección a su solicitud, desde hace un año, de un plan de viabilidad en el que poder confiar. El último despido de 34 trabajadores en el mes de diciembre se cerró con un acuerdo con el comité y la garantía de que ese ajuste daría «estabilidad» a la empresa. Ahora quieren conocer si el nuevo ajuste conllevará la salida de más trabajadores -alrededor de 150 excooperativistas pueden todavía regresar al paraguas de Mondragon-.

De momento, los siguientes pasos parecen complicados, ya que al anuncio del preconcurso se unió ayer la activación de un nuevo ERE temporal en la planta de Garagartza, algo que se encontraron de imprevisto los operarios, que regresaban a la factoría tras las fiestas de San Juan. La empresa ha parado la producción de lavadoras alegando «falta de liquidez para pagar los componentes». De esta forma ha sacrificado esta línea activando durante los meses de verano este ERE de suspensión.

Críticas al Gobierno Vasco

El comité de empresa ha recibido la garantía de que el presidente de CNA Group, Jorge Parladé, acudirá a la planta de Garagartza esta semana para reunirse con ellos y ofrecerles más información sobre el proceso preconcursal abierto.

Desde el comité no dudaron tampoco en criticar el papel del Gobierno Vasco durante los últimos meses. «En repetidas ocasiones acudimos a Lakua para advertir de que la situación era más compleja que la que se trasladaba y no nos hicieron caso», apuntó el comité, versión que fue posteriormente respaldada por sendos comunicados de LAB y ELA. Ambas centrales, y los propios trabajadores, contemplan en la llegada de un inversor industrial la única salida para continuar con el proyecto.

Más

Temas

Fagor

Fotos

Vídeos