El paro se reduce en Gipuzkoa y crece en España en noviembre

Colas en una oficina de Lanbide. // J. ANDRADE
Colas en una oficina de Lanbide. / / J. ANDRADE

La afiliación a la Seguridad Social en el territorio mejora en 354 personas

Julio Díaz de Alda
JULIO DÍAZ DE ALDASan Sebastián

El número de parados registrados en los Servicios Públicos de Empleo (el antiguo Inem) en noviembre en Gipuzkoa se redujo en 495 personas respecto a octubre y en 3.500 frente al mismo mes del pasado ejercicio. Eso significa que el desempleo se ha recortado en el último año en el territorio a un ritmo del 9,38%, por encima del registrado en el conjunto de España, donde la 'velocidad' fue del 8,33%. De hecho, el guipuzcoano es el mejor dato de Euskadi, puesto que en Álava el descenso del desempleo fue del 6,38% y en Bizkaia, del 5,74%, ambos por debajo de la media estatal.

Así lo revelan los datos publicados ayer por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social correspondientes al que ha resultado ser el mejor noviembre para Gipuzkoa desde el año 2008 tanto en número de desempleados registrados (33.826 personas) como en afiliación, que avanzó un 2,14% interanual al sumar 354 ocupados en el mes y 6.583 en un año hasta un total de 314.499. Todo, en un mes que no fue bueno para el conjunto de España, que vio aumentar el paro en 7.255 personas.

El recorte en el número de desempleados registrados vivido en Gipuzkoa el mes pasado estuvo protagonizado por el sector Servicios, en el que la cifra de parados descendió en 272 personas, el 54,9% del total. Le siguieron la industria (109 menos), la construcción (72 por debajo de octubre) y la agricultura, con ocho menos; en el colectivo de personas sin empleo anterior el recorte fue de 34 personas.

De esta forma, según subrayó la patronal, Adegi, «el paro industrial alcanzó el nivel más bajo para un mes de noviembre desde 2005». En el caso de la construcción, hay que retroceder hasta 2007 para encontrar un descenso de parados mayor en ese periodo y hasta 2008 en el caso de los servicios.

La radiografía del paro en Gipuzkoa expone un panorama más crudo para las mujeres, que representan el 57,6% del conjunto de los desempleados frente al 42,3% masculino. Si se pone el foco en el desempleo juvenil, los menores de 25 años registrados en los Servicios Públicos de Empleo representan el 6,22% del total de desempleados, por debajo del 8,38% del conjunto del Estado, pero por encima del 6,1% de Álava o el 5,4% de Bizkaia.

Si atendemos a la afiliación media al Régimen General de la Seguridad Social sumó 602 personas en noviembre (un 0,3% más) y 7.148 respecto a un año antes (un avance del 3,1%). Dentro del colectivo de los trabajadores por cuenta ajena, la ocupación avanzó un 2,9% en la industria, un 4,4% en la construcción, un 3,1% en los servicios, aunque cayó en el sector primario (2,1%).

Lo que flojeó en noviembre fue la contratación, que cayó un 13,72% en el mes (en España cedió un 10,52%) y un 1,22% en términos interanuales. Este último dato contrasta con la mejora estatal del 4,28%. Los contratos indefinidos (que suponen el 8,85% del total) cayeron un 0,71% tras 12 meses consecutivos registrando mejoras; en este segmento, cabe decir que el recorte se debe a los convertidos en fijos y no a los que ya lo eran, que crecieron un 4,8%. Los temporales (el 91,15% restante) descendieron un 1,26% interanual mientras subían (3,7%) en el conjunto de España. Eso en el mes, ya que en términos acumulados (once primeros meses) la contratación en el territorio ha crecido un 4,7% (11.765 más), con alzas del 3,8% en los temporales y del 15,5% en los indefinidos.

Discrepancias

En el conjunto de Euskadi, el número de parados descendió en 1.763 personas en noviembre, un 1,35% menos que en octubre, y en 9.407 en términos interanuales (un 6,83% menos), situándose la cifra total de desempleados en 128.293, lo que deja la tasa de paro en el 12,2%. La afiliación media fue de 941,283 personas ocupadas, lo que supone 19.031 más que hace un año (un 2% más).

La consejera de Empleo y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, destacó que el descenso del paro se produjo «en todos los territorios, en todos los grupos de edad, en todos los sectores». A su juicio, la recuperación económica «está dando oportunidades a las personas paradas más cronificadas», y el aumento acumulado del 12,85% en los contratos indefinidos denota «un avance en una contratación de mejor calidad».

No opinan lo mismo los sindicatos, que no dejan de denunciar la «precariedad» del sistema. LAB, por ejemplo, denunció ayer que «el 93% de los contratos son temporales» y que «la mitad de éstos no supera el mes de duración». «Solo el 30% de los parados recibe alguna prestación por desempleo», añadió la central. CC OO incidió en que el número de demandantes de empleo que ya están trabajando sigue creciendo, lo que «revela esa precaridad y el abuso de los contratos a tiempo parcial». UGT, por su parte, reclamó un plan especial para los parados mayores de 45 años.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos