Euskadi no contempla incluir la rebaja del IRPF del Estado en su reforma fiscal

Cristóbal Montoro (c), la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y el secretario de Estado de Presupuestos, Alberto Nadal (i), al inicio de la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera. / EFE

Los cambios en los que trabajan las tres Haciendas excluyen modificar el mínimo exento

ALEXIS ALGABASAN SEBASTIÁN.

Las Haciendas vascas no barajan incorporar a la ristra de novedades fiscales que están preparando la bajada del IRPF a las rentas más bajas que han acordado PP y Ciudadanos para el Estado. Los tres territorios están estos días inmersos en los trabajos de conclusión del borrador de la reforma tributaria que tiene que debatirse en el Parlamento Vasco en otoño si se desea que los cambios tengan efecto a comienzos de 2018 y, por el momento, no se contempla la posible incorporación de esta modificación fiscal en territorio común. Bien es cierto, que no ha habido tiempo de cuantificar lo que supondría esa subida de la exención prevista de los 12.000 euros actuales a los 14.000 para los ingresos vascos, una cuestión que sin duda los técnicos de las tres haciendas forales tratarán de calcular la próxima semana antes de dar un portazo definitivo a esta rebaja.

El propio portavoz del PNV en el Congreso de los Diputados, Aitor Esteban, hizo ayer de representante de los departamentos de Hacienda de los territorios vascos al advertir que las haciendas forales «no irán por ahí» y no aplicarán rebajas en el IRPF. Los jeltzales explican que las modificaciones fiscales que se han acordado en Madrid por Montoro y Rivera son «diferentes» a las que están trabajando en Euskadi, versión que comparten los tres territorios.

Además se esgrime que la última gran reforma del Ministro de Hacienda en 2014 en la que bajó los tipos máximos del Impuesto de Sociedades pasó también de largo por el País Vasco y aunque las empresas solicitaron en su momento equiparar los tipos máximos a la reforma estatal -que lo dejó en el 25%-, las haciendas forales mantuvieron, y lo siguen haciendo, el gravamen a grandes empresas en el 28%.

En Gipuzkoa

Beneficiarios
Cerca de un 25% de los contribuyentes se benefician de la exención actual de los 12.000 euros
En caso de cambio
El colectivo aporta un 1% de los ingresos por IRPF y de adoptarse la reforma estatal condicionaría el 5%

Esteban duda de que el momento elegido para «modificar el IRPF sea el más adecuado», ya que «este año podría ser el último de ajuste fuerte del déficit», aunque añadió que «si lo hace Montoro es porque hay margen». Lo que no se sabe es si las Haciendas vascas disponen del mismo margen para poder estudiar este tipo de rebajas fiscales, sobre todo, tras los continuos mensajes por parte del consejero de Hacienda y Finanzas, Pedro Azpiazu, solicitando una reforma que posibilite un incremento de ingresos y garantice el bienestar social de los vascos.

El IRPF crece un 5,2%

Pero el escenario se despejará en las próximas semanas. Lo que parece claro es que las haciendas vascas quieren tocar lo menos posible un impuesto que funciona y que garantiza más de un tercio de los ingresos anuales. Tal es la buena evolución que registra el gravamen, que en este arranque del año la recaudación por IRPF ha aumentado un 5,2% hasta mayo. En los primeros cinco meses del año se han ingresado 86 millones más por el Impuesto de la Renta de los contribuyentes vascos. Buena parte de la garantía del 'éxito' en la recaudación de este ejercicio recae en las rentas de trabajo por lo que cualquier retoque debe ser bien medido por los territorios.

En líneas generales, lo que incluye el acuerdo entre Gobierno y Ciudadanos es la subida del mínimo exento del IRPF de 12.000 a 14.000 euros y una reducción decreciente para las rentas de hasta 17.500 o 18.000 euros. No es una bajada general del impuesto, sino una rebaja de la carga fiscal para las rentas más bajas. De ahí que la puerta a un cambio no esté del todo cerrada para los contribuyentes vascos.

En estos momentos, algo más del 25% de los contribuyentes guipuzcoanos declara ingresos de menos de 12.000 euros al año. Es difícil conocer la cifra exacta de declarantes en esta situación ya que las escalas estadísticas que utiliza el fisco foral no incluyen los 12.000 euros. Sí que se conoce que son 92.460 los contribuyentes que declaran menos de 10.800 euros, por lo que es de suponer que serían más de 100.000 los que actualmente se benefician de esa exención. Eso no quiere decir que estas personas no paguen nada al fisco, ya que las retenciones del trabajo están ahí, lo que sucede es que no tienen la obligación de realizar la declaración de la Renta.

Desde el ente foral recuerdan que el peso de este colectivo en la recaudación total del IRPF apenas supone el 1%. Sin embargo, acercar la exención hasta los 14.000 euros supondría que el colectivo de contribuyentes que aporta el 5% de los ingresos por Renta no tuviera que realizar la declaración. Por tanto, sí que podría condicionar parte del crecimiento recaudatorio del próximo año.

En breve, al OCT

Posibles cambios de última hora al margen, las tres Haciendas vascas se encuentran en la fase final de la elaboración del borrador de la nueva reforma tributaria. Llevan varias semanas mimando los detalles del acuerdo entre territorios con el objetivo de que pueda llegar a las Juntas Generales de los tres territorios e inicarse su debate antes de las vacaciones estivales.

Pero antes de que llegue hasta los parlamentos territoriales, la propuesta de reforma deberá ser refrendada en el Órgano de Coordinación Tributaria (OCT), un trámite que podría llegar a producirse en un puñado de días. Y es que tanto las Haciendas como el propio Ejecutivo vasco no quieren que el proceso se dilate y los plazos se apuren de tal manera que condicione el debate y aprobación de las modificaciones fiscales antes de que concluya el ejercicio.

Temas

Irpf

Fotos

Vídeos