«La estrategia de una empresa no se define aislado en un despacho»

«La estrategia de una empresa no se define aislado en un despacho»

Jesús Pagaegi asegura que «el secreto de que Eusko siga adelante reside en tener un equipo cualificado, motivado e implicado»

ION FERNÁNDEZBERGARA.

Los sectores de máquina-herramienta y eólico no guardan mucha relación, pero «sí comparten una similitud: en ambos se necesita la mecanización de piezas medianas y grandes». Y aquí tiene su actividad Eusko, una empresa de Bergara dirigida por Jesús Pagaegi. «Somos una empresa de subcontratación pequeña, pero con los medios productivos que poseemos podemos cubrir las necesidades de las compañías de esos sectores», resalta el directivo.

- ¿Cuál es el servicio que ofrece Eusko a sus clientes?

1975
año de fundación.
1975
La empresa de Bergara cuenta en estos momentos con 22 trabajadores.
1975
Actividad
Industria
Mecanizado de piezas medianas y grandes principalmente para los sectores de máquina-herramienta y eólico. Además, se dedica al montaje de estructuras mecánicas.

- Las empresas nos contratan para que mecanicemos las piezas que necesitan. Nosotros, por lo general, nos encargamos de la producción a partir de un plano que nos facilitan y únicamente tenemos que seguir sus indicaciones. No obstante, algunas compañías sí solicitan nuestro conocimiento para su proyecto y les ayudamos en el diseño de las piezas.

«Los países de bajo coste hoy en día también ofrecen un servicio de calidad»

- ¿Qué buscan estas empresas que requieren de su colaboración?

- Las aportaciones se dan principalmente en el sector de máquina-herramienta, no tanto en el eólico. Nos llaman para que aportemos nuestro conocimiento en su campo. Fundamentalmente, reclaman nuestra experiencia para dos cuestiones: asegurarse de que su proyecto se puede desarrollar sin problemas y para optimizar costes en el producto final, ya que el mecanizado de piezas es caro.

- ¿Cómo actúan cuando ya tienen terminada la pieza del cliente?

- Nosotros tenemos la capacidad de ofrecer un servicio completo: fabricar las piezas y luego montarlas en su máquina. Sin embargo, hay muchas empresas que únicamente quieren que fabriquemos la pieza y luego se la enviemos.

- ¿Cuáles son las principales fortalezas de Eusko?

- Somos una empresa con una estructura pequeña y esto nos permite ofrecer al cliente un servicio de calidad a precios razonables. Nuestra ventaja reside en la reducción de costes y también en la flexibilidad. No tenemos problemas para trabajar en días festivos o fines de semana. Las empresas como nosotras, subcontratadas, deben adaptarse a los tiempos y necesidades de los clientes para poder ser competitivas. Resulta complicado, pero nosotros conseguimos cumplir con estas expectativas.

- Los plazos de entrega, ¿cada vez se demandan más reducidos?

- Vivimos en un sector con mucha competencia. Hay empresas que se dedican a esta misma actividad en todas partes del mundo y esto nos conduce a estar obligados a completar nuestro trabajo en unos plazos que cada vez se reducen más. Si no lo hacemos nosotros, el cliente realizará el pedido a otra compañía. Cada vez son más exigentes en este aspecto y nosotros nos tenemos que adaptar a ello.

- ¿Hay tanta competencia?

- Sí. Empieza por parte de nuestros clientes. Ellos tienen mucha competencia, por lo que se ven obligados a reducir el precio de sus productos. Esto repercute en nosotros, ya que la primera idea siempre es comprar más barato. Por nuestra parte, estamos continuamente compitiendo con empresas de países como China, Rumanía o Taiwan, que ofrecen servicios de calidad a costes muy baratos. Nuestros clientes nos solicitan precios a nosotros y a otras compañías, y luego se decantan por la mejor opción.

- ¿Cómo se ofrece un servicio de calidad?

- Hoy en día, es imprescindible servir calidad. Si no lo puedes garantizar estás fuera del mercado. Para ello necesitas personal cualificado y medios productivos de última generación.

- ¿Cómo consiguen disponer de la última tecnología?

- En Euskadi tenemos mucha suerte. Puedo asegurar que contamos con los mejores proveedores de maquinaria, por lo menos en lo referente al sector en el que se encuentra Eusko. En un radio de 50 kilómetros, están las empresas a las que nosotros les compramos las herramientas que necesitamos para llevar a cabo nuestra actividad. Ellas nos informan de todos los avances que se producen en el mercado. La colaboración aquí es fundamental.

- Ha indicado que también es importante un personal cualificado...

- El secreto de que Eusko siga adelante son sus trabajadores. Esta empresa cuenta con empleados cualificados, motivados e implicados. Y lo más importante de todo es que saben trabajar en equipo y están bien coordinados.

- ¿De qué manera logran esta unión entre los trabajadores?

- Lo importante es contar con personas cualificadas capaces de trabajar en equipo, les gusten los retos y quieran implicarse. Es complicado, pero en Eusko los tenemos. Luego, mi función se centra en motivarlos. Algo que tampoco es sencillo. Mi labor se centra en colaborar y estar cerca de ellos. Todos los días, mi primera tarea al llegar a la empresa es ir puesto por puesto para entender su situación y lograr una relación de confianza.

- ¿Cuántos años lleva trabajando en Eusko?

- Cinco. Me licencié en Ingeniería Superior Industrial por la escuela de Bilbao, y estoy especializado en organización de empresas. Mi trayectoria profesional la he desarrollado básicamente en el sector de máquina-herramienta. He trabajado 17 años en este sector y tres en el de la automoción. Hace cinco años me incorporé a trabajar como director en Eusko.

- ¿Cuáles son las claves para una buena dirección de una empresa?

- Conocer el mercado, el producto, el equipo y tener una relación de colaboración con los clientes. Todo ello ayuda a elaborar la estrategia de una compañía.

- ¿Cómo se desarrolla un plan estratégico?

- La labor más importante de la dirección es marcar una estrategia para la empresa. El futuro de una compañía no se define aislado en un despacho. Hay que salir y tener cercanía con el cliente, el taller y el personal. Estas relaciones son las que ayudan a crear una estrategia. Hay que estar día a día con los trabajadores y los clientes. Si se realiza, la estrategia fluye sola. Y si te confundes, al estar presente ahí, también cuentas con capacidad para cambiarla y reorientarla.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos