Enel, a la espera de los planes de los Gobiernos para decidir sobre el carbón

La firma italiana, que es copropietaria de Garoña a través de su 70% en Endesa, prevé invertir 4.700 millones de euros en España y Portugal

DV/AGENCIAS LONDRES.

El consejero delegado de Enel, Francesco Starace, afirmó ayer que el grupo italiano, dueño de un 70% de Endesa, está a la espera de lo que decidan los distintos Gobiernos europeos en los planes que deben enviar a Bruselas para decidir sobre el proceso de cierre de sus centrales de carbón. En una rueda de prensa en Londres, donde presentó el plan estratégico 2018-2020 de Enel, respondió de esta forma al ser preguntado por el real decreto que prepara el Ejecutivo español para que en los cierres de las centrales térmicas no se tenga sólo en cuenta el criterio de viabilidad económica, sino también el de su aportación a la seguridad del suministro. Starace recordó que en Europa los planteamientos sobre la descarbonización son distintos según cada país, y mientras Italia tiene previsto que no se use este combustible para generación eléctrica a partir de 2025, en España es «diferente».

También explicó que Enel, que hace tiempo que tiene en sus planes el cierre de las centrales de Compostilla (León) y Andorra (Teruel) para el año 2020, intenta «entender» cuál es el objetivo del Gobierno español en este asunto.

El Plan Estratégico prevé unas inversiones de 24.600 millones -4.700 millones en España y Portugal, de los que aproximadamente 1.800 millones serán para infraestructuras, redes y renovables-y, en principio, descarta grandes adquisiciones de compañías y operaciones que impliquen a Endesa, pese a que los bancos las sugieran «cada dos meses», dijo el ejecutivo.

La 'hoja de ruta' de la italiana prevé que el grupo alcanzará en 2020 un resultado neto de 5.400 millones de euros y que incrementará hasta el 70% el 'pay out'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos