«El trabajo conlleva un desarrollo profesional, pero también personal»

Carlos Ubide y su hermana Blanca en las instalaciones de Hertza en Donostia. /Juantxo Lusa
Carlos Ubide y su hermana Blanca en las instalaciones de Hertza en Donostia. / Juantxo Lusa

Carlos Ubide resalta que «el 'branding' es un pilar básico para una empresa. Ayuda a crear una identidad de marca y a posicionarla en el mercado»

ION FERNÁNDEZSAN SEBASTIÁN.

Carlos Ubide y su hermana Blanca decidieron dar continuidad a la empresa familiar. La agencia de publicidad Herza cuenta con una larga trayectoria, aunque «en cierta manera, la crisis nos vino bien para refundarnos y amoldarnos a las nuevas circunstancias y realidad» del mercado. La compañía donostiarra tiene gran actividad en el sector digital y está especializada en estrategias de 'branding'.

- ¿Qué aporta el 'branding' a una empresa?

1970
año de fundación.
1970
La firma donostiarra, que tiene una delegación en Madrid, cuenta actualmente con ocho trabajadores en plantilla.
1970
Actividad
Agencia de publicidad
La compañía está especializada en servicios de 'branding'.

- Se trata de un pilar básico. Ayuda a crear una identidad de marca homogénea que transmita los valores de la empresa, servicio o producto, y que le permitan posicionarse de manera adecuada en el mercado. También facilita determinar la manera con la que quiere comunicarse con sus clientes. El 'branding' va desde la búsqueda del nombre y el desarrollo del logo hasta la configuración de todos los elementos o soportes de comunicación de una organización.

«Hoy no solo tienes que ser bueno, además hay que parecerlo y trasmitirlo»

- ¿Se dirigen a algún sector en concreto?

- Desarrollamos acciones de 'branding' para todo tipo de marcas. Pero nuestra actividad se encuentra principalmente en Euskadi y Navarra, territorios con un tejido industrial muy importante. Por eso, estamos enfocados a este sector.

- ¿Qué características tiene el cliente industrial?

- Hace no mucho, estas empresas percibían la inversión en publicidad como un gasto. Este cliente todavía no tiene una concienciación plena de que necesite llevar a cabo un proceso de 'branding'. Por eso, una gran parte de nuestros esfuerzos está dirigida a concienciar y asesorar sobre la importancia y la necesidad de comunicar. Hoy en día, no solo tienes que ser bueno, también hay que parecerlo y trasmitirlo.

- ¿Se interesan las empresas guipuzcoanas por el 'branding'?

- Hacemos mucha labor comercial, pero hay organizaciones que acuden a nosotros directamente para solicitarnos este servicio. Cada vez hay más concienciación y los empresarios empiezan a entender que el 'branding' es necesario de cara a salir al mercado. Sea cual sea tu actividad.

- Y, ¿la necesidad de tener una presencia en internet?

- Si no estás en el mundo online, no existes. Se trata de un canal ya muy consolidado; de hecho, el principal. No obstante, tener presencia en internet no es solo contar con una página web, un blog y redes sociales, también hay que definir una estrategia digital. Las empresas guipuzcoanas ya lo comprenden y cada vez están más interesadas en este ámbito digital.

- ¿En qué reside la importancia de la comunicación con los clientes?

- Ante todo, hay que buscar la simbiosis con ellos. Lograr una conexión perfecta que les permita transmitirnos sus valores y a nosotros entender cuáles son sus problemas para encontrar la mejor solución, ofrecérsela y acompañarles en ese camino. Tenemos que hacer las preguntas adecuadas para conocer sus necesidades. Hay que entenderles y aportarles. Nosotros ofrecemos soluciones a esos problemas de comunicación.

- ¿Cuáles son las aportaciones de Herza a sus clientes?

- Ofrecemos gran experiencia gracias a que esta empresa ha realizado un largo camino y lo ha hecho de manera satisfactoria. También formamos un equipo joven capaz de aportar dinamismo, creatividad y valor a nuestros clientes.

- ¿Cómo gestiona un equipo multidisciplinar como con el que cuenta este empresa?

- Resulta complicado. Tenemos una plantilla con perfiles muy diferentes. Estamos estructurados en dos áreas principales: una se dedica al apartado 'online' y la otra al 'offline'. Eso sí, ambas van de la mano y han crecido juntas. Yo me encargo de hacer de enlace con los clientes. Al equipo le transmito cuáles son las necesidades y objetivos del cliente. Luego, buscamos la solución más idónea y el equipo se gestiona su tiempo. Cada uno tiene que ser responsable de sus funciones y tareas, porque el cliente actualmente quiere las cosas casi inmediatamente y pide de todo. Somos un grupo pequeño y tenemos que hacer de todo. Pienso que es importante reconocer cuando se hace un trabajo bien hecho, y también buscar la colaboración para encontrar mejoras conjuntas.

- ¿Qué le llevó a seguir los pasos de sus padres?

- De pequeño acompañaba a mi padre cuando acudía a visitar a los clientes. He vivido este oficio desde niño. Era lo que veía en casa. Me decanté por estudiar Empresariales, con la especialización en Marketing. Aproveché para hacer las prácticas en Herza. También he tenido la oportunidad de ir a Estados Unidos y conocer cómo funcionan allí en este campo. Cuando regresé, seguí en esta agencia, porque le doy mucho valor a que me guste lo que hago. La persona que no está contenta en su puesto no va a dar lo mejor de sí en ese trabajo. Yo estoy feliz aquí, porque aprendo de mi equipo y de los clientes. Me ayuda a entender cómo funcionan las cosas.

- Su hermana y usted representan la segunda generación de esta empresa. ¿Cuál es su misión ahora en Herza?

- Muchos creen que al tratarse de una empresa familiar ya con un largo recorrido está todo hecho. Pero, no es así. Nosotros empezamos todos los meses desde cero. Hay que pensar en sacar el trabajo y en ir sumando nuevos clientes. A su vez, hay que estar pendiente del mercado. Antes, los cambios se producían en tramos muy largo, pero actualmente las novedades son constantes. Por eso, hay que seguir la evolución del sector en el que nos encontramos para no quedarnos atrás.

- ¿Qué ha aprendido todos estos años como director?

- El trabajo no conlleva únicamente un desarrollo profesional, también supone un crecimiento personal. El trabajo te permite aprender de las personas para entender cómo funciona el mundo para luego aplicarlo a la vida y al día a día.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos