Finaliza sin avances la primera reunión para acordar los despidos en Fagor CNA

Trabajadores de Fagor CNA, concentrados en la planta de Garagartza de Arrasate.
Trabajadores de Fagor CNA, concentrados en la planta de Garagartza de Arrasate. / MORQUECHO

La compañía reitera su voluntad de «mantener la actividad en Euskadi» pero no modifica su propuesta y los trabajadores barajan intensificar las movilizaciones

El Diario Vasco
EL DIARIO VASCO

La dirección de Edesa Industrial, antigua Fagor Electrodomésticos tras ser adquirida por el grupo CNA tras la quiebra de la cooperativa, ha manifestado este jueves su voluntad de «evitar el cese de la actividad» de la compañía, ya que su objetivo es «mantener la producción industrial en Euskadi», aunque no ha modificado su planteamiento de despedir a 167 trabajadores, en torno a la mitad de los 327 que conforman la plantilla, y cerrar la fábrica de Garagartza en Arrasate.

Edesa Industrial ha informado, en un comunicado, de la celebración hoy en la planta de Garagartza de la primera reunión del periodo de consultas del ERE de extinción que afecta a la totalidad de la plantilla.

En este encuentro, según han indicado a EFE fuentes del comité de empresa, no se han registrado avances y cada parte ha mantenido sus posiciones.

Durante la reunión, trabajadores de Edesa Industrial y su filial Geyser (Bergara) han celebrado una concentración de protesta en el exterior de la factoría amenazada de cierre.

Edesa ha insistido en que el ERE «se ha tenido que iniciar ante la falta de tesorería y la carga de estructura de acuerdo al volumen de trabajo», a pesar de lo cual ha insistido en que la empresa «pretende mantener la producción industrial en el País Vasco».

La dirección ha expresado su «máximo respeto a los trabajadores», con los que confía en «poder llegar a un acuerdo».

«Un trámite»

Por su parte, fuentes del comité han calificado de «trámite» esta primera reunión del periodo de consultas y han explicado que los trabajadores se plantean intensificar las movilizaciones de protesta contra los planes de la compañía.

Edesa Industrial, la compañía heredera de la concursada Fagor Electrodomésticos, presentó el mes pasado un plan de viabilidad consistente en cerrar la factoría de Garagartza y despedir a 167 de los 327 empleados, lo que recibió el rechazo del comité.

El pasado lunes presentó un ERE de extinción y dio inicio a los 30 días del periodo de consultas.

La próxima reunión entre la dirección y los trabajadores se ha fijado para el miércoles 20 de septiembre.

Fotos

Vídeos