En busca de la fábrica y el tren digitales con un plan de tecnología de 40 millones

La compañía se toma en serio la apuesta por la tecnología de vanguardia y nombra a Iñigo Ona, un hombre de la casa, como su 'chief digital officer'

Julio Díaz de Alda
JULIO DÍAZ DE ALDA SAN SEBASTIÁN.

La junta general de accionistas de CAF sirvió ayer para, entre otra cosas, destacar la apuesta por la innovación y la tecnología que mantiene la empresa de Beasain. Un camino sin retorno y de obligado tránsito en el que el fabricante de trenes dirigido por Andrés Arizkorreta quiere acelerar.

Prueba de ello es el Plan de Tecnología que tiene dispuesto la compañía para el periodo 2018-2019, en el que -siempre en paralelo al Plan Estratégico y basado en la puesta en marcha de 47 nuevos proyectos y el lanzamiento de otros 67- se invertirán 40 millones de euros solo en el presente ejercicio.

Será la continuación del que concluyó en 2017, cuando se llevaron adelante 134 proyectos de distinta índole. Esta firme apuesta abarca desde las tecnologías ferroviarias básicas como la dinámica o la aerodinámica hasta cuestiones como el 'big data', la ciberseguridad, las comunicaciones o la visión artificial, pasando -detalló Arizkorreta- por la acumulación de energía o la tracción.

En este contexto, el directivo quiso pararse unos minutos en algunos conceptos que parece tener grabados a fuego como 'leit motiv' de la CAF del futuro. «Merecen un apartado específico los avances dados en digitalización, tanto en proyectos relacionados con la obtención y tratamiento de datos para mejorar el producto y su mantenimiento, lo que se conoce como 'tren digital', como incorporando tecnología de la industria 4.0 que contribuya a incrementar la eficiencia en costes y la excelencia operativa, la denominada 'factoría digital'», añadió.

El directivo expuso como señal inequívoca de esta apuesta la creación «dentro del máximo órgano ejecutivo de la compañía» de una nueva figura, la del 'chief digital officer', cargo que ocupa Iñigo Ona, un veterano de la casa.

Al repasar el ejercicio 2017, no en vano la cita estaba convocada para, entre otras cosas, la aprobación de las cuentas del año pasado, como así ocurrió, Arizkorreta explicó que CAF ha acudido a un experto independiente para que valore el cumplimiento de la compañía de las recomendaciones existentes en materia de buen gobierno corporativo. Este consultor externo -detalló el presidente- ha sugerido a la firma «la incorporación de componentes variables en el sistema de retribución de los consejeros ejecutivos» y también «revisar políticas como la de inversiones o financiación».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos