«Aprender un idioma no materno produce una gran satisfacción»

Ana Oyarzabal, a la izquierda, cuenta con la ayuda del jefe de estudios, Agus, la gerente Maitane, y la profesora, Idoia.
Ana Oyarzabal, a la izquierda, cuenta con la ayuda del jefe de estudios, Agus, la gerente Maitane, y la profesora, Idoia. / IÑIGO ROYO

Ana Oyarzabal, directora de Bridge 2005 Language School, necesitó unas 900 horas para obtener el título más alto de inglés. Ahora en su academia ayuda a los alumnos a que tengan un buen nivel

Ion Fernández
ION FERNÁNDEZ

Es media tarde de un martes en Tolosa, concretamente en la academia Bridge 2005 language School, de la calle López-Mendizabal. Hay mucho ajetreo. Niños y jóvenes no paran de entrar y salir del centro. A algunos les toca comenzar la clase y otros se preparan ya para marcharse. Todos ellos están interesados en aprender inglés o francés, algo que «les vendrá bien en el futuro», indica la directora, Ana Oyarzabal.

– ¿Qué beneficios tiene aprender una lengua no materna?

– Se trata de un conocimiento que te ayuda a la hora de viajar y te abre muchas puertas a la hora de buscar trabajo. A ello hay que añadir la satisfacción personal de ser capaz de hablar otra lengua distinta a las nuestras, como es el caso en Gipuzkoa del euskera y castellano.

– ¿Hay en Gipuzkoa buen nivel de inglés?

– Tengo la percepción de que en el País Vasco hay mucha gente con un buen nivel de idiomas. En septiembre salió un estudio sobre este asunto y Gipuzkoa obtuvo muy buenos resultados.

– ¿A qué edad valora conveniente empezar a aprender un idioma no materno?

– Es una pregunta complicada. Si una persona está inmersa en esa lengua debería empezar cuanto antes; es decir, si se trata de un idioma que necesitas en tu día a día –por ejemplo, por cambiar de residencia– hay que aprenderlo lo antes posible. No obstante, esta no es una situación muy habitual. En el caso de la gente que quiere aprender otro idioma, se puede empezar cuando se quiera, a cualquier edad. Hay muchos mitos de que solo se puede aprender cuando uno es pequeño, pero eso no es verdad. En esta academia hemos tenido jubilados que han empezado inglés sin ningún tipo de conocimiento y ahora tienen bastante fluidez.

LA EMPRESA

2005: Año de fundación. Bridge 2005 language School cuenta en estos momentos con 10 trabajadores repartidos en sus dos centros de Tolosa

Academia de idiomas: Se imparten clases de inglés y francés tanto a niños como a adultos.

– ¿Cuánto tiempo se necesita para dominar el inglés?

– Se estima que se necesitan 900 horas para ir desde cero a Proficiency (nivel máximo) en inglés. Yo soy un ejemplo aproximado de ello. Comencé con 29 años, en 1987 y obtuve el título en 1993.

– ¿Cuesta mucho aprender el inglés?

– Depende de cada persona y de cuánto trabaje para ello. Esto es lo más importante. Muchos no están dispuestos a estudiar en casa y se limitan únicamente a la horas de clase. Hay que ir más allá y leer y escuchar en inglés al margen de la academia o la escuela.

– ¿Cuáles son los errores más comunes?

– La pronunciación siempre cuesta. Para conseguirlo la clave es imitar a los ingleses. Hay que actuar y tratar de imitar la entonación y pronunciación. Hay personas que tienen facilidad para ello y a otras les cuesta más. El tronco de la gramática en inglés no es tan complicado, porque las formas verbales y las estructuras no son difíciles. Lo que complica el inglés es el vocabulario, como los ‘phrasal verbs’ (expresiones que se forman combinando verbos con preposiciones o adverbios) o los ‘idiomatic expresions’ (expresiones con un sentido diferentes a las palabras empleadas). Hay muchas y en un language de calle se utilizan mucho.

– ¿Nos intimida hablar en inglés?

– Hay que perderle el miedo. Mucha gente tiene un buen nivel de inglés, pero le da vergüenza cometer errores. Hay que hablar y olvidarnos de que podamos cometer fallos. Si tienes que hacer un examen, sí que se debe tener cuidado en las formas. Sin embargo, si lo que se pretende es hablar únicamente hay que saber expresarse. Lo importante es ser capaces de comunicarse.

– ¿Qué resulta más sencillo aprender el francés o el inglés?

– Hoy en día el inglés se utiliza más. Por ejemplo, las nuevas tecnologías llevan incorporado mucho este idioma. Entonces, la gente está más en contacto con el inglés y esto facilita su aprendizaje.

– ¿Son los exámenes un método fiable para conocer el nivel de un idioma?

– Creo que sí, pero depende para qué se utilice. Una persona que necesite este idioma para su trabajo puede desenvolverse sin necesidad de un examen. No obstante, cuando se debe justificar el nivel no hay otra manera mejor. En una entrevista de trabajo hay que justificar el grado de conocimiento, a no ser que sea una entrevista hablada, que entonces no sería necesario examinarse.

– ¿Por qué un niño debería acudir a una academia además de las clases en la escuela?

– Para que siga familiarizándose con el idioma. Lo importante es que tenga una buena experiencia y que lo que se trabaje esté destinado a construir la lengua. Con los niños hay que tratar la comunicación, no centrarse tanto en escribir o la gramática. Hacer que usen la lengua en el contexto y buscar el automatismo de pregunta-respuesta. Hay que conseguir que no tengan ese pensamiento de me ha preguntado esto, le voy a contestar esto. Al final, las horas de exposición a la lengua son importantes.

– ¿Cuál es la mejor fórmula para enseñar un idioma a los niños?

– Yo aprendí inglés con un sistema franco-yugoslavo basado en la repetición. Se trabajaba mucho la lengua, pero no tanto la gramática, así que luego había que dedicarle otro tiempo a ello. Este método ya no se usa, pero a mí me resultó muy bueno. Nosotros con los más pequeños no utilizamos libros, sino ‘iTools’, como pizarras digitales u ordenadores. El objetivo es que la atención no esté centrado en un cuaderno, sino que realicen muchas repeticiones y usen la lengua. La idea es que ellos se vayan comunicando.

– ¿Cuál es la diferencia entre un adulto y un niño a la hora de aprender un idioma?

– Los adultos usan más la traducción. Toma como base su idioma materno. Piensan en castellano y luego lo llevan al inglés. Esto no es lo adecuado. Los niños no lo hacen, no tienen esta barrera. Las lenguas se deben de aprender desde la propia lengua, la traducción no ayuda.

– ¿Qué le llevó a crear esta academia?

– Antes trabajaba para una academia. El jefe decidió dejarlo y me hice cargo de ella. Cambiamos de nombre y de sitio. Empezamos únicamente dos personas y ahora somos 20 en dos locales en Tolosa.

– ¿Facilitan la enseñanza en el extranjero?

– Nosotros organizamos una excursión a Londres todos los años con alumnos que están preparando el First Certificate. Se trata de un incentivo, no buscamos que obtenga de esta experiencia un gran aprendizaje, porque es un viaje de cinco días. El objetivo es que sean conscientes de que lo que están aprendiendo tiene su utilidad.

Fotos

Vídeos