Diario Vasco

«Las compañías que invierten en mejorar resultan más sostenibles»

Ion Uzkudun y Javier Martín se conocieron en una «etapa anterior» y luego vieron la oportunidad de crear Abantian.
Ion Uzkudun y Javier Martín se conocieron en una «etapa anterior» y luego vieron la oportunidad de crear Abantian. / MICHELENA
  • Ion Uzkudun y Javier Martín, fundadores de Abantian, consideran que «todas las empresas saben que tienen que evolucionar»

Van de un lado a otro cada uno con su maleta. No tienen una oficina concreta; de hecho, esta entrevista se realizó en una cafetería cualquiera de San Sebastián. Sus despachos se encuentran en las empresas a las que ayudan. Javier Martín y Ion Uzkudun acumulan más de 40.000 horas formando a profesionales. Ya lo han hecho con más de 10.000 trabajadores de muchas empresas.

- ¿Qué consejo sirve para todas las empresas?

- Javier Martín: Hay que ponerse en marcha para llevar a la práctica esas ideas importantes que ya tienen en mente, aunque a veces resulte difícil. Para ello, hay que ayudar a los equipos y a las personas a evolucionar.

- Aquí comienza el papel de Abantian...

- Ion Uzkudun: Nosotros no decimos a los clientes qué deben hacer o cuáles tienen que ser sus ideas. Empezamos siempre por escucharles y tener conversaciones con ellos sobre sus objetivos y cómo conseguirlos. A partir de aquí, trabajamos con sus personas para que puedan aprovechar mejor su talento y su potencial. Facilitamos que se pongan en marcha para que puedan hacer mejor las cosas que quieren hacer.

- J.M.: Con formación y con talleres normalmente, les aportamos modelos, técnicas y herramientas. Les ayudamos a ganar tiempo, claridad, riqueza interna, seguridad y consenso en lo que quieren llevar a la práctica.

- ¿En qué áreas necesitan las empresas más ayuda?

- I.U.: Podemos hacer una pequeña colección de apartados relacionados entre sí. Uno de ellos es conseguir mayores niveles de orientación al cliente, que incluye desde la sensibilidad y capacidad comercial hasta las relaciones internas que ello conlleva.

- J.M.: Por otro lado está el desarrollar la cultura de trabajo dentro de la empresa. Todas las compañías quieren trabajar en equipos con unos métodos más modernos e involucradores, donde los profesionales desarrollen mejor sus capacidades y el clima sea más satisfactorio y más productivo. La gente ofrece lo mejor cuando se siente motivada y encuentra nuevas formas de trabajar con las que poder aportar su participación y su compromiso.

- I.U.: Otra área está relacionada con mejorar la calidad y cantidad de sus conversaciones. Las tecnologías ya están al alcance de todos, no te puedes distinguir eternamente por esto. ¿Dónde están las oportunidades? En las conversaciones internas dentro de las empresas.

- ¿Qué buscan las compañías con esta ayuda?

- I.U.: Todas ellas van encaminadas a mejorar los resultados, ser más competitivas y obtener un mejor clima de trabajo. Las empresas a final de año presentan unos resultados que tienen que ser sostenibles y esto es lo que buscan.

- Para ello, hay que ganarse al cliente, algo que cada vez resulta más complicado.

- I.U.: El cliente cada vez es más exigente y resulta más retador conseguirlo y conservarlo. Nosotros ayudamos a entenderlos mejor y a fidelizarlos. También hay que entrar en mercados nuevos.

- J.M.: En Euskadi hemos estado muy orientados al producto y eso nos ha dado prestigio, pero los clientes están fuera y hay que comprenderlos. La producción es muy importante, pero no resulta suficiente. Hay que saber ganarse al cliente.

- ¿Las empresas son conscientes de que necesitan esta ayuda?

- J.M.: Todas las empresas saben que deben evolucionar y normalmente son conscientes también de que tienen algunas necesidades sobre las que deben actuar. Los gerentes normalmente quieren ayudar a los trabajadores a mejorar y quieren que lo hagan en un clima más proactivo e ilusionante. El problema es que a veces cuesta mucho superar algunas inercias del pasado y algunas formas de trabajar.

- I.U.: No solo las empresas, los empleados también entienden que necesitan ayuda para mejorar sus formas de trabajar.

- J.M.: Las empresas ven que con proyectos de formación y de desarrollo bien enfocados consiguen mejorar sus niveles de motivación, productividad y compromiso y cada vez más demandan este tipo de ayuda.

- I.U.: Las compañías que invierten en mejorar resultan más sostenibles, compiten mejor y son sitios más deseables para trabajar, de forma que despliegan el talento y fidelizan mejor a sus profesionales, porque los buenos trabajadores se van si no se encuentran en entornos adecuados.

- ¿Resulta difícil que gerentes, mandos intermedios y equipos de trabajo colaboren?

- I.U.: Las empresas más verticales y jerarquizadas evolucionan peor, porque no despliegan suficientemente los talentos de todos los profesionales. Entonces, las empresas en estos momentos están comprobando que compiten mejor en modelos en los que se produce una conversación, comprensión y decisión entre todos.

- J.M.: En esto hay buenas noticias, ya que cada vez hay más gerentes y equipos directivos que quieren promover climas de mayor colaboración entre todos para llevar a la práctica dinámicas de trabajo más involucradoras y con más participación.

- I.U.: Y los trabajadores también quieren contribuir a ello, porque entre todos nos jugamos las lentejas de nuestras familias. La gente se hace responsable en estos procesos y esto es muy bonito.

- ¿Toda empresa necesitan líderes?

- J.M.: Las empresas deben tener ideas compartidas con las que liderarse y unos valores concretos. Esto es lo que permite que las personas trabajen alineadas y empujen en el día a día. Hay que generar esas ideas compartidas, pero eso no tiene que recaer en un único líder.

- I.U.: Las empresas funcionan mejor y van más lejos si no dependen de un líder unipersonal. Evolucionan mejor si se colideran y tienen equipos que se autolideran. Si solo hay una persona que toma las decisiones y los demás obedecen se origina un modelo de trabajo más pobre que si un colectivo acierta a dinamizar los talentos de todos.

- J.M.: Las empresas hoy buscan muchas más personas tirando del carro. Esto nos lo dicen todas.

- I.U.: A veces se dice que falta liderazgo, pero otras veces sobra. Algunas empresas tienen una dependencia brutal y no sostenible de una persona y eso apaga al resto de cerebros y talentos. Hacen falta más liderazgos compartidos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate