CNA admite su error de cálculo al comprar Fagor y anuncia severos ajustes

Fagor-CNA en Arrasate. / FRAILE

La firma apunta que «la inversión necesaria para alcanzar el equilibrio era muy superior a la esperada» y aboga por «mantener únicamente la producción eficiente»

Alexis Algaba
ALEXIS ALGABA

Cuatro días después de presentar en el juzgado de San Sebastián la solicitud de preconcurso de acreedores, Fagor CNA ha resumido en un escueto comunicado las causas que le han llevado hasta esta situación. La compañía catalana ha admitido que "tras la adquisición de la unidad productiva -en 2014 tras la quiebra de Fagor Electrodomésticos- Edesa Industrial identificó que la inversión necesaria para alcanzar el punto de equilibrio en la cuenta de explotación era muy superior al esperado". De esta forma, el grupo CNA revela su error de cálculo en la operación realizada.

Un error que no solo se limita al aspecto de inversión, que el Grupo CNA cifra en una inyección de más de 20 millones adicional a lo esperado en 2014. Y es que también subyace un fallo en las expectativas de producción y ventas. "Los costes de producción y de la estructura fabril son muy elevados. El equilibrio solo sería alcanzable con un volumen de ventas de difícil consecución en un futuro cercano", señala el comunicado del grupo.

Más información

La empresa destaca que "las tensiones financieras" han provocado la reducción de circulante bancario, motivo último por el cual Edesa Industrial interpuso el pasado viernes el preconcurso. El objetivo, señalan, "es tener tiempo suficiente para reestructurar la empresa y el negocio, lo que implica alcanzar nuevos acuerdos con entidades financieras así como definir una nueva estructura empresarial estable y sostenible".

Reestructuración y plan de viabilidad

Así se lo expusieron también a los trabajadores en la jornada de ayer en una reunión mantenida en la propia planta de Garagartza (Arrasate). Estos cuatro meses de preconcurso servirían para "blindar" a la empresa y que ésta pueda ejecutar su plan previsto. CNA apuesta por la continuidad "porque confía en la fortaleza de la marca y está trabajando en un plan de viabilidad con el objetivo de refinanciar la deuda y reducir sus gastos de estructura".

El nuevo plan de negocio, avanza el grupo, se fundamenta principalmente en la marca Fagor, en la fuerza de ventas nacional e internacional, así como en I+D+i. Pero también anticipan que mantendrán "únicamente la producción que demuestre ser eficiente económicamente y sostenible".

Temas

Fagor

Fotos

Vídeos