CCAF cierra el año con una cartera de pedidos récord en el entorno de los 6.200 millones

CCAF cierra el año con una cartera de pedidos récord en el entorno de los 6.200 millones

La firma encara 2018, cuando comenzará a fabricar en Reino Unido, volcada en lo que Andrés Arizkorreta define como «crecimiento rentable». El grupo firmó ayer dos nuevos pedidos para Mauricio y Vitoria-Gasteiz que suman 115 millones

Julio Díaz de Alda
JULIO DÍAZ DE ALDASan Sebastián

. Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF) o, dicho de otro modo, la primera industria del territorio guipuzcoano, cierra un 2017 más que brillante, sobre todo en lo que se refiere a la cartera de pedidos, que se mueve de nuevo en niveles de récord histórico. A falta de afinar definitivamente el balance, de sumar algunos contratos 'menores' y de ajustar los números en función de los siempre cambiantes tipos de cambio (la firma trabaja con 36 países de todo el mundo en 102 proyectos de vehículos distintos), la cifra de los pedidos acumulados a 31 de diciembre -menos las entregas realizadas en el ejercicio, claro- se moverá en el entorno de los 6.228 millones de euros que se alcanzaron, por primera vez en la centenaria historia del fabricante de trenes beasaindarra, en 2016. Esto es, se cumplen los objetivos de mantener el pulso en un mercado tremendamente competitivo y globalizado.

El año que ahora acaba ha sido un rosario de contratos ganados en todas las latitudes posibles. Éxitos cifrados en unos 1.500 millones entre los que destacan los logrados en Suecia, Bélgica, Holanda, Italia, Estados Unidos, Filipinas, Reino Unido y Nueva Zelanda.

Las claves

1.500
millones de euros suman los contratos ganados por CAF en este año que ahora acaba. Todos en países con seguridad jurírica
2018
será el año de arranque de la planta que la firma construye en la localidad galesa de Newport y que empleará a 300 personas.
1.000.000
de horas de ingeniería son las previstas por CAF para 2018 en su apuesta por la I+D como eje vertebrador de su crecimiento futuro.

El colofón, ayer mismo, fue doble y, además, con un toque curioso, casi anecdótico, pues una de las adjudicaciones fue en casa, en Euskadi, lo que no es nada habitual. En concreto, en Vitoria-Gasteiz, que ha encargado a CAF el suministro de tres nuevos tranvías de siete módulos así como la ampliación de cinco a siete vagones de tres de las unidades que ya circulan por la capital alavesa. El importe del contrato suma 14,5 millones de euros.

A lo largo de 2017 la empresa de Beasain ha logrado pedidos en todas la latitudes del mundo

El éxito de CAF se apoya en la diversificación, la dimensión internacional y apuesta por la innovación

Cabe recordar que Vitoria-Gasteiz inauguró en 2008 su primera línea de tranvías, para la que CAF suministró 11 unidades. Se trata de trenes 100% piso bajo, bidireccionales y basados en la plataforma Urbos desarrollada en Beasain para el transporte urbano.

No es la única alegría que se ha llevado CAF estos días de la ciudad de Celedón, que la semana pasada adjudicó a Vectia (una filial del grupo ferroviario dedicada a la fabricación de autobuses eléctricos e híbridos) el suministro de diez coches por un importe de 3,3 millones. «Esos vehículos llegarán a Vitoria entre los años 2018 y 2019, lo que confirma la continua apuesta tecnológica y medioambiental de la capital vasca en el sistema de transporte de la ciudad», explicó el fabricante de trenes.

La otra alegría de ayer, en forma de un contrato valorado en nada menos que 102 millones de euros, llegó de mucho más lejos. Y es que CAF firmó un pedido para el suministro de 18 tranvías de la plataforma Urbos a la empresa india Larsen & Toubro Limited, que está llevando a cabo el desarrollo de un sistema integrado de transporte ferroviario en la República de Mauricio. El proyecto en su conjunto, añadió el fabricante de Beasain, tiene un valor estimado de 450 millones.

El alcance del suministro de este segundo contrato incluye 18 tranvías bi-direccionales 100% piso bajo, de 7 módulos cada uno, así como el sistema de señalización, el sistema de localización automática del vehículo, el sistema de prioridad de señal en tránsito y el equipamiento necesario para el depósito junto con un simulador de conducción.

Se trata, explicó la compañía de Beasain, de un proyecto llave en mano que se ejecutará en la República de Mauricio, isla situada en el suroeste del océano Índico, a unos 900 kilómetros de Madagascar y aproximadamente a 3.800 kilómetros del extremo sur de la India. Esta inversión se engloba dentro de las políticas de desarrollo que está llevando a cabo el país, cuyo objetivo es modernizar sus infraestructuras y servicios de transporte. El circuito por el que rodarán los trenes de CAF conectará las cinco principales ciudades de Mauricio (Curepipe, Vacoas, Rose Hill, Quatre Bornes y la capital Port Louis), un área donde residen 600.000 personas, y contará con 19 estaciones.

La apuesta por la diversificación (la firma ya no solo hace trenes, sino que los mantiene, los guía y se encarga de su señalética), la internacionalización, el control de costes o los negocios complementarios (véase Vectia) son la cara del 'leit motiv' de CAF, de lo que su primer ejecutivo, Andrés Arizkorreta, califica de «crecimiento rentable».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos