Fagor CNA se enroca en su plan de despedir a 145 trabajadores y sacar del ERE de extinción a 160

La compañía afirma que es la única manera de llevar adelante el plan de viabilidad y el comité de empresa impugnará el expediente en el juzgado

FERNANDO SEGURASan Sebastián

La lenta agonía de Edesa, la antigua Fagor Electrodomésticos, sigue sumando episodios que solo auguran el desastre final: 145 trabajadores a la calle y otros 160 al albur de un proyecto industrial a día de hoy evanescente. La reunión mantenida este miércoles por los representantes de la empresa y de los trabajadores solo ha servido para constatar que las diferencias son insalvables. El encuentro no ha sido uno más, sino el penúltimo dentro del plazo de consultas estipulado por la legislación para los casos de ERE de extinción. La última reunión tendrá lugar el lunes, pero las cartas están sobre la mesa y parece que no hay ningún comodín que altere la partida.

En la reunión de este miércoles con el comité de empresa CNA ha reiterado que su plan para mantener la actividad en Eskoriatza -no en Arrasate- y Basauri para por jibarizar la compañía. En concreto, ha vuelto a presentar la propuesta de sacar del ERE de extinción a 160 trabajadores y despedir a 145. El lunes se conocerá la lista de los que se quedarán en la compañía, siguiendo un criterio en el que se dará prioridad a los mayores de 55 años y a aquellos que trabajaban en las líneas de termos eléctricos, ollas a presión, calentadores de gas y cocción

Las líneas señaladas anteriormente son las únicas que CNA quiere activar, olvidándose de las lavadoras y lavavajillas. El plan de ‘viabilidad’, que más parece de desguace, también prevé una reducción de sueldo del 10% y el cierre de la planta de Garagartza, cuyo coste de mantenimiento, según CNA, resulta inasumible. Además, para que el puzzle cuadre, sería necesaria la llegada de un inversor que aporte liquidez y una renegociación de la deuda de 52 millones de euros que la compañía catalana debe a cinco bancos, que se antoja harto complicada. Y, todo ello, a las puertas de entrar en un concurso de acreedores.

Rechazo

Con este escenario sobre la mesa, no es de extrañar que el comité de empresa rechace de plano la propuesta de la compañía catalana. Fuentes del mismo han señalado, al término de la reunión, que «lo único que está claro es que quieren despedir a 145 personas. El lunes entregarán la lista de los que se quedan dentro de la compañía y de los que irán al paro. Nosotros vamos a impugnar el ERE porque no estamos de acuerdo con la propuesta empresarial».

El comité no ve ningún consuelo en que 160 trabajadores salgan del ERE para reintegrarse en Edesa Industrial. «Dicen que van a reanudar la producción, pero no lo tenemos nada claro. No han presentado ningún plan industrial, así que e futuro no está nada claro. De hecho, no hay ninguna fecha para el arranque». Respecto al supuesto inversor prometido por CNA, la misma fuente señala que «les hemos preguntado por este tema y no nos dicen nada».

En todo caso, las cifras sobre el número de trabajadores que sigan en Edesa y los que vayan al paro puede variar, porque existe la posibilidad de que la Corporación Mondragón recoloque a unos 150 excooperativistas de Fagor Electrodomésticos. Esta posibilidad se negoció en el proceso de adquisición de la cooperativa por CNA. Las fuentes del comité han confirmado que esta alternativa sigue abierta y que hacer uso de ella será una decisión individual de los trabajadores que tengan derecho a la citada recolocación.

Fotos

Vídeos