Adegi prevé que Gipuzkoa cierre el año con 6.000 nuevos empleos creados

Ayerza, Guibelalde y Sasigain, durante la presentación del Informe de Coyuntura./Lobo Altuna
Ayerza, Guibelalde y Sasigain, durante la presentación del Informe de Coyuntura. / Lobo Altuna

La asociación de empresarios subraya que la empresa guipuzcoana va viento en popa, con el nivel de pedidos más alto desde 2007, pero advierte de las consecuencias de una reforma fiscal en Euskadi

Julio Díaz de Alda
JULIO DÍAZ DE ALDASan Sebastián

La empresa guipuzcoana, motor de la economía y del empleo del territorio, va como una moto. Así se desprende de la Encuesta de Coyuntura presentada este viernes por la patronal Adegi que revela que tanto la confianza del tejido productivo como los pedidos se encuentran en niveles récord desde el año 2007. El 81% de las empresas consultadas por la patronal declara tener un nivel de pedidos normal o alto, lo que supone a su vez el resultado más alto de toda la serie histórica.

Optimismo en Adegi, aunque, como es marca de la casa, contenido y sin echar las campanas al vuelo. La organización empresarial ha mantenido su previsión de crecimiento de la economía del territorio en el 2,8% para este año, con una creación de unos 6.000 nuevos puestos de trabajo.

El informe señala que casi el 96% de las empresas consultadas por Adegi espera que la situación del mercado sea en los próximos meses igual o mejor, frente a un exiguo 4% que se declara abiertamente pesimista sobre el futuro. Del mismo modo, la utilización de la capacidad productiva avanza ya hasta el 84%.

Fiscalidad

Eso sí, al presentar el estudio, tanto el presidente Pello Guibelalde como el director general de la organización, José Miguel Ayerza, han advertido de que la fiscalidad puede llegar a suponer un lastre para la competitividad de las empresas y arrastrar a Gipuzkoa a «los últimos puestos de la tabla de la competitividad fiscal» en la Unión Europea.

Y es que, cuando está al caer una reforma tributaria en Euskadi en la que sobre la mesa está la posibilidad de aumentar la presión fiscal sobre las empresas, Adegi no ha dejado pasar la ocasión de recordar que «los países de nuestro entorno, y todo el mundo en general, se mueve en sentido contrario».

«La fiscalidad es uno de los motivos de preocupación de los empresarios guipuzcoanos, que alertan de que ese coste incide de manera directa en la competitividad de las compañías y, además, en su capacidad de invertir o, por ejemplo, de contratar o subir salarios», han subrayado los dos.

A modo de aviso a navegantes, Guibelalde ha asegurado que «Euskadi corre el riesgo de situarse en los puestos de cabeza de la Champions League en la fiscalidad empresarial y, en consecuencia, de quedar en los últimos puestos de la tabla de la competitividad fiscal europea».

Más allá de los impuestos, «que deben permitir competir a la empresa del territorio»”, han señalado, el primer reto del sector empresarial guipuzcoano es la rentabilidad. Mejor dicho, el descenso de la misma producido en los últimos años. Y es que, como harecordado Guibelalde, la crisis ha sido larga y sin duda ha dejado huella.

Sin comentarios sobre Cataluña

Guibelalde ha evitado responder a ninguna pregunta sobre Cataluña al asegurar que Adegi sustenta sus posicionamientos sobre «certezas o datos fiables» y que, en este momento, aludir a este asunto sería hablar de «rumorología». «Me parece que es una falta de respeto hablar de Cataluña sin tener información fidedigna» para hacerlo, ha defendido el presidente de la patronal guipuzcoana

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos