Edesa pide «a todas las partes» que entiendan la necesidad de reestructurar la antigua Fagor

La planta de Fagor-CNA en Arrasate
La planta de Fagor-CNA en Arrasate / Mikel Fraile

La dirección de la empresa insiste en cerrar la planta de Garagartza, en Arrasate, y reducir a menos de la mitad la actual plantilla de 350 trabajadores

DV Y AGENCIAS

La dirección de Edesa Industrial, la empresa heredera de la antigua Fagor Electrodomésticos, ha pedido este jueves "a todas las partes" que "entiendan y compartan" la necesidad de "adaptarse a la nueva realidad" y acometer una reestructuración para "continuar con la actividad industrial en el País Vasco".

La dirección retomó el pasado lunes las reuniones con el comité de empresa para discutir sus planes, que consisten en cerrar la planta de Garagartza, en Arrasate, y reducir a menos de la mitad la actual plantilla de 350 trabajadores.

Según ha informado la compañía en un comunicado, el próximo lunes la asamblea de trabajadores "deliberará sobre el plan de viabilidad" y el martes el comité volverá a reunirse con la dirección de la compañía, que pertenece al grupo catalán CNA.

El grupo informó a principios de mes de que había suscrito un contrato con las entidades financieras para avanzar en la reestructuración, en virtud del cual el Grupo CNA asume "gran parte" de la deuda bancaria de Edesa, tal y como se establecía en el plan de viabilidad presentado en julio.

"La compañía confía en que las partes entiendan y compartan la necesidad de adaptar la nueva realidad que es indispensable abordar para mantener la viabilidad, el empleo, la producción, la marca y sea posible continuar con la actividad industrial en el País Vasco", ha concluido Edesa.

Fotos

Vídeos