Las empresas más pequeñas lideraron el tirón de ventas en Gipuzkoa