Los empresarios vascos, de los más optimistas sobre la economía y en sus previsiones

Los empresarios vascos, de los más optimistas sobre la economía y en sus previsiones

Una abrumadora mayoría (85%) ve positiva la actual evolución de la economía vasca y más de la mitad confía en que mejore incluso más en 2018

PILAR ARANGUREN SAN SEBASTIÁN.

Los empresarios y directivos vascos destacan entre los más optimistas del Estado en lo que respecta a la situación económica y también en sus previsiones. Una abrumadora mayoría (85%) ve positiva la actual evolución de la economía vasca y más de la mitad confía en que mejore incluso más en 2018.

Así se desprende de la edición del País Vasco del 'Informe Perspectivas España 2018', elaborado por KPMG, con la colaboración de la CEOE. En concreto, cuando se les pregunta a los empresarios y directivos vascos por su visión actual sobre la economía de la CAV, un 85% califica la coyuntura de buena o excelente frente al 60% de la media española, pese a que ésta ha crecido 23 puntos porcentuales en relación al ejercicio anterior (37%).

En el caso de Euskadi solo un 13% considera que la situación actual es regular, mientras que en el conjunto del Estado esta apreciación alcanza el 36%.

Los empresarios y directivos vascos mantienen también su optimismo respecto a este año. La tendencia no cambia aunque se modera algo, ya que más de la mitad (55%) prevé que la economía mejore; un 41% espera que se mantenga igual y apenas un 4% teme que empeore. En cualquier caso, porcentajes que están también por encima de la media estatal, donde predominan los que opinan que la situación se mantendrá igual (53%), al tiempo que los que prevén que empeore llega al 11%.

Aumento de plantillas

Además, el 85% de los directivos vascos espera mayores ventas este año y un 11% cree que su facturación se mantendrá estable. Unas perspectivas halagüeñas que tendrán su impacto en el empleo. De hecho, casi la mitad de las empresas vascas aumentará la plantilla este año y un 31% prevé seguir como está.

La mejora de la facturación se traducirá también en un aumento de la inversión prevista, en un intento de no perder competitividad a medio y largo plazo. El 55% de las empresas vascas gastará más dinero en este apartado a lo largo de 2018, sobre todo en tecnología.

Las firmas vascas focalizarán sus esfuerzos en la mejora de los procesos y el desarrollo de nuevos productos, que son consideradas como las dos prioridades estratégicas. Y para no perder comba,los empresarios piden al Gobierno Vasco impulsar la innovación y la formación. Finalmente, casi cuatro de cada diez compañías ha desarrollado planes de contingencia ante el 'Brexit'.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos