Empresarios y sindicatos vascos se conminan a concretar el alcance de la brecha salarial

Representantes de LAB, CC OO, UGT, Confebask, Gobierno Vasco y CRL participaron en la primera cita. /B. AGUDO
Representantes de LAB, CC OO, UGT, Confebask, Gobierno Vasco y CRL participaron en la primera cita. / B. AGUDO

Confebask ve suficientes los datos para un diagnóstico certero frente a la demanda sindical de más información. El foro tendrá continuidad con la incógnita de LAB, pese a que en el primer encuentro se evidenciaron discrepancias en la lectura de la situación

PILAR ARANGURENSAN SEBASTIÁN.

El primer encuentro de los agentes sociales y el Gobierno Vasco para abordar la brecha salarial se saldó ayer con el compromiso de dar continuidad a un foro que pretende reducir las diferencias que hay en la remuneración que perciben las mujeres respecto a los hombres -en Euskadi es de 7.552 euros de media-, una realidad que tiene vertientes muy amplias. La primera cita sirvió para que cada participante pusiera sus cartas sobre la mesa y aunque hubo consenso en la necesidad de avanzar en medidas concretas, por lo que establecieron un calendario de trabajo y un método, también quedaron patentes las discrepancias que existen en la lectura de la situación así como en los pasos a dar para atajar este problema.

Unas diferencias, como admiten los participantes, que abren muchas incógnitas respecto al recorrido que pueda tener el foro, pese al voluntarismo de la mayoría de ellos. Un desarrollo que estará a su vez condicionado por la participación o no de LAB, que ayer puso como condición para acudir a la siguiente cita -tendrá lugar el 12 de marzo- que las empresas se abran a ofrecer información sobre la distribución de puestos de trabajo, remuneraciones, permisos, promociones.... Una radiografía que considera vital para poder abordar el asunto. De hecho, hoy registrará peticiones en las empresas para que ofrezcan dicha información.

Sin embargo, Confebask no ve necesario que las empresas tengan que retratarse. Considera que ya hay datos suficientes y entiende que «lo que hay que hacer es realizar un diagnóstico certero que nos permita centrar el debate en aquellos factores de los que más intensamente depende la brecha salarial dentro y fuera de las empresas».

El responsable del Departamento Jurídico-Laboral de Confebask, Jon Bilbao, no desveló al concluir la reunión si las empresas facilitarán o no esos datos. Preguntado por DV si la patronal tiene intención de dar alguna directriz a las empresas, indicó que por ahora se ha limitado a informar a las distintas asociaciones territoriales de la iniciativa de LAB. «Todavía no hemos tenido tiempo de debatirlo», añadió, al tiempo que indicó que se analiza todo lo que se propone, lo que deja abierta la puerta a que la patronal pueda realizar una recomendación a sus asociados.

Con todo, Jon Bilbao criticó la actitud de LAB, «ya que ha convocado una concentración de delegados en el exterior, han acudido con camisetas 'ad hoc' a la reunión y han manifestado un discurso en el que ya está todo decidido de antemano, señalando a los culpables». El responsable de Confebask teme que con esta actitud «esté buscando excusas para no acudir a la siguiente reunión y desmarcarse del proceso de debate».

Con todo, añade que aunque la central abertzale se quede fuera, el foro seguirá adelante. Una opinión que también comparten el resto de agentes sociales. Al respecto, Maribel Ballesteros, de UGT, indicó que ven bien que se pida esa información a las empresas, aunque no coincide en que sea una condición 'sine quanon' para seguir abordando la brecha salarial. «Te puede dar un termómetro de la realidad, pero no debe condicionar el avance del diálogo», remarcó. Maribel Ballesteros también criticó a la patronal, «que huye de aportar datos». «No hay posibilidad de adoptar medidas si no hay información», insistió.

Por ello, tanto UGT, como CC OO, Confebask y el Gobierno Vasco coincidieron en solicitar a Emakunde que actualice la información que aportó ayer en la mesa y que data de 2012.

Trasladarlo a las empresas

CC OO y UGT trasladaron a la patronal, como adelantó este periódico, la necesidad de que las medidas que se acuerden en el foro se puedan trasladar a las empresas a través de la negociación colectiva, ya que entienden que es la vía directa. Por ello, UGT planteó incluso la posibilidad de que se pueda alcanzar un Acuerdo Interprofesional sobre la materia, de modo que exista la obligación de realizar planes de igualdad en empresas de menos de 250 trabajadores, que se comprometan a dar información....

La central liderada por Raúl Arza también deja en el aire su continuidad en el foro, aunque sí asistirá el próximo día 12, a que se produzcan avances reales. «A ver qué recorrido puede tener esta mesa para que el resultado final llegue a las empresas, porque si vemos que no se va a materializar en medidas, UGT valorará su presencia en el foro».

Mari Cruz Vicente, de CC OO, se mostró más esperanzada. «Ha sido una primera toma de contacto en un foro adecuado. Lo importante es que fuéramos capaces de acordar propuestas. Esperemos que dé frutos, pero todavía no podemos decir nada».

Pese a los desencuentros, Confebask también valoró de forma positiva la primera reunión al constatar un «interés compartido entre los asistentes así como la decisión de fijar un método y un calendario de trabajo». Con todo, se mostró crítico con la visión que mostraron todos los sindicatos respecto a la brecha salarial. «Todos han venido con un discurso muy cerrado en el que equiparan brecha salarial y discriminación, y también coinciden en centrar el foco en las empresas». Jon Bilbao señaló que Confebask ha aprovechado para centrar el debate y recordar que una cosa es la brecha salarial -la diferencia salarial entre el colectivo femenino y masculino- y otra la discrminación salarial por género, esto es, la diferencia salarial a idéntico trabajo y responsabilidad, algo que está expresamente prohibido por ley.

El viceconsejero de Trabajo, Jon Azkue, destacó que el foro tiene seis meses para concretar un plan conjunto, con medidas concretas, tal y como encomendó el Parlamento Vasco de forma unánime. Azkue insistió en criticar la decisión de ELA de no participar, al igual que hizo UGT, quien destacó que la central mayoritaria «está haciendo dejación de su responsabilidad».

El secretario general de ELA, Adolfo 'Txiki' Muñoz, se mostró ayer dispuesto a trasladar al Gobierno directamente sus propuestas sobre la brecha salarial sin participar en «teatralizaciones políticas».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos