El Ejecutivo espera cerrar en 2018 su proyecto de Ley de Cooperativas

La Consejería de Trabajo presentará un texto cuyo objetivo es dar «estabilidad jurídica» a estas empresas y facilitar su organización interna

DV Y AGENCIAS SAN SEBASTIÁN.

La consejera de Trabajo y Justicia, María Jesús San José, confirmó ayer que su departamento presentará antes de agosto de 2018 en el Parlamento Vasco el Proyecto de Ley de Cooperativas cuyo objetivo es dar «estabilidad jurídica» a las cooperativas y facilitar su régimen de organización interna. San José realizó este anuncio en una rueda de prensa celebrada en San Sebastián con motivo de la conmemoración mañana del Día Internacional del Cooperativismo en la que estuvo acompañada por el presidente de la Corporación Mondragón, Iñigo Ucín, y la presidenta de la confederación Konfekoop, Rosa Lavín.

La consejera aseguró que los datos evidencian la trascendencia del cooperativismo en el País Vasco que emplea a 56.380 personas en 2.926 cooperativas, lo que supone el 6,5% del tejido productivo de la comunidad autónoma. San José apuntó que la destrucción de empleo en las cooperativas durante la crisis ha sido seis puntos inferior en términos de afiliación a la Seguridad Social que en el resto de empresas.

La consejera resaltó los principios y valores asociados a las cooperativas y ratificó el compromiso del Gobierno Vasco con el impulso de un modelo empresarial «solidario y responsable» e implicado en el mantenimiento de un «empleo digno y de calidad». En esa línea, su departamento presentará en el Parlamento Vasco en el segundo cuatrimestre de 2018 el Proyecto de Ley de Cooperativas que persigue dotar de «seguridad jurídica» a las mismas y facilitar su «régimen de organización interna».

El presidente de la Corporación Mondragón, Iñigo Ucín, por su parte, destacó que «es hora de reivindicar, con humildad pero con convicción, que las cooperativas son agentes de desarrollo de la sociedad». Ucín defendió «una forma de hacer empresa diferente, más justa, más humana y solidaria», sustentada sobre un «modelo empresarial democrático que pivota en torno a las personas que participan de forma real en la propiedad, la gestión y los resultados».

«Además, las decisiones se toman aquí, cosa que últimamente vemos que no ocurre en otro tipo de empresas», subrayó Ucín, quien destacó la contribución de las cooperativas al desarrollo socioeconómico de los entornos donde se implantan en los que existe un «reparto más equilibrado de rentas» y menor desigualdad. La presidenta de Konfekoop, Rosa Lavín, señaló, a su vez, que los valores de las cooperativas han permitido «amortiguar mejor» los múltiples impactos de la crisis económica.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos