¿A qué edad emprenden los guipuzcoanos?

¿A qué edad emprenden los guipuzcoanos?

Adegi ha hecho público los resultados de un estudio en el que se analiza cómo es el perfil del emprendedor guipuzcoano

Alexis Algaba
ALEXIS ALGABA

No están todos los que son pero si son todos los que están. Hablamos de emprendizaje y de los arriesgados que deciden dar ese paso y poner en marcha un proyecto propio con todo lo que eso conlleva. Casi un centenar de compañías con corta trayectoria forman parte del Foro de Emprendedores de Adegi, y Alex Baz, estudiante de fin de grado de Empresariales en la UPV/EHU, se ha encargado de radiografiar los inicios de estos negocios y de las conclusiones de su estudio se puede realizar un perfil del emprededor guipuzcoano. En apenas unas pinceladas, se podría resumir en un joven de 32 años, de sexo masculino y con estudios universitarios.

Quizá no sea totalmente extrapolable este perfil a todos los que inician un nuevo negocio en Gipuzkoa o en Euskadi, pero resultan llamativas algunas de sus conclusiones, sobre todo, en un momento en el que el debate sobre la igualdad de oportunidades se encuentra sobre la mesa. El estudio revela que el 75% de los emprendedores son hombres, mientras que solo el 25% de las nuevas compañías tiene como impulsora a una mujer. Una distribución que presenta una diferencia mucho más holgada que la recogida el último Observatorio del Emprendimiento GEM en el País Vasco, donde esas tasas se igualan al 51,5% en el caso de los hombre, y el 48,5% para las mujeres. «Veíamos nuestro mundo, que es muy tecnológico, nos hacía trabajar muchas horas y era difícil compaginar la vida personal con la vida profesional», destaca en el estudio Concha Vidales, directora ejecutiva de DNA Data, que cuenta con un equipo formado por seis mujeres.

El estudio también revela que «las personas empredendoras del Foro, son más jóvenes que el resto de sus colegas de Euskadi y en todos los casos tienen formación universitaria». Así, mientras el perfil del estudio de GEM dibuja al emprededor con una media de 40 años y solo alrededor del 50% de los mismos dispondría de estudios superiores. «Sus empresas tienen un alto componente innovador y en su mayoría están relacionadas con el conocimiento, siendo casi la mitad de alto contenido tecnológico y teniendo la industria un peso específico», explica el informe.

Estas 87 firmas que agrupa el Foro de Emprededores de Adegi han creado 855 empleos y cuentan con una media de 8,9 trabajadores por compañía. La mayoría de ellos son hombres (61%) y el 73% posee algún título universitario. Por tamaño, el 52% de ellas son microempresas y el 61% pertenece al sector industrial.

Libertad sobre la soledad

L

Según el estudio, casi la totalidad de los emprendedores contaba con una amplia experiencia previa en el mundo laboral, en su mayoría como directores de algún departamento de empresa. El 18% tenía experiencia en montar negocios anteriormente, mientras que 1 de cada 10 emprendedores optó por crear su empresa nada más salir de la universidad. Su principal motivación para la creación de una compañía fue el aprovechamiento de una oportunidad de negocio.

Entre los aspectos positivos de la actividad emprendedora prevalecen conceptos como la libertad y la autonomía que se consiguen trabajando para uno mismo y el desarrollo tanto personal como profesional que adquiere el emprendedor. En lo negativo, predominan la incertidumbre, el esfuerzo, la absoluta dedicación y la soledad. El 40% de los responsables remarca la financiación como la principal dificultad en las fases iniciales del proyecto. La mayoría se financia a través de fondos propios y familiares, aunque 3 de cada 4 ha recibido ayudas públicas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos