La donostiarra MásMóvil se corona como la mejor en Bolsa en 2017 al revalorizarse un 231%

Meinrad Spenger, consejero delegado de MásMóvil en el salto del MAB al Mercado Continuo. /J. MEDINA
Meinrad Spenger, consejero delegado de MásMóvil en el salto del MAB al Mercado Continuo. / J. MEDINA

Luces y sombras entre las cotizadas vascas, con Siemens-Gamesa como la más perjudicada

JULIO DÍAZ DE ALDA

El 30 de marzo del año 2012, la compañía de telecomuniciones donostiarra Ibercom (nacida, literalmente, en la parte de atrás de una carnicería de Andoain; un lugar con el frío suficiente para mimar a los servidores) saltaba al Mercado Alternativo Bursátil (MAB) con un precio de referencia de 3,92 euros por título. Por aquel entonces capitalizaba algo más de 15 millones de euros. Una estrategia valiente de adquisiciones de compañías complementarias y la confianza plena de un grupo de inversores, muchos de ellos vascos, empujaron a la compañía, que terminó adquiriendo MásMóvil y, años más tarde, a comprar Yoigo y Pepephone, para situarse como la cuarta teleco de toda España, solo por detrás de gigantes como Telefónica, Vodafone y Orange.

De vuelta a la hemeroteca, encontramos que el 23 de junio de 2014 este diario hablaba de esa empresa como 'La Inditex de las Telecomunicaciones'; había quintuplicado su valor en Bolsa en solo dos años. Ojalá algún lector se viera inspirado por aquello y haya mantenido su posición. Y es que hoy, esa misma compañía, con ese mismo espíritu y el apoyo de aquellos inversores iniciales y de algunos fondos internacionales especializados, ha roto todos los esquemas y se ha convertido en el mejor valor del mercado español de este año.

Algo especialmente meritorio, pues MásMóvil protagonizó en julio el primer salto de la Bolsa de las empresas en expansión (el MAB) a la de los mayores, el Mercado Continuo. Un salto tremendamente exitoso no solo para la propia teleco sino para el conjunto del sistema bursátil español, dentro del que el escándalo de Gowex dejó muy tocado a ese parque para empresas en crecimiento. El aterrizaje en el Continuo fue duro y la firma, a la que ayudó como asesor otra donostiarra como es Norgestión, supo hacerlo de maravilla.

El ‘boom’ de las salidas al parqué

Los mercados atrajeron en 2017 el mayor número de salidas a Bolsa desde el estallido de la crisis financiera, con el debut bursátil de casi 1.700 empresas en todo el mundo, cifra que representa un incremento del 44% respecto al ejercicio anterior y la más alta desde 2007, según los datos de Dealogic recogidos por ‘Financial Times’. El incremento en el número de saltos al parqué tuvo también su reflejo en el volumen de fondos captados, que se incrementó un 44% anual, hasta 196.000 millones de dólares (164.282 millones de euros), la mayor cifra desde 2014, año en el que se produjo el debut bursátil de la china Alibaba. En EE UU, las salidas a Bolsa captaron 49.000 millones de dólares (41.000 millones de euros), el doble que un año atrás, mientras en Europa las ofertas públicas de acciones aumentaron un 40% y en China, donde más de 400 empresas empezaron a cotizar en los mercados de Shenzen y Shanghái, se registró un número récord de operaciones, según EY.

La salida a Bolsa en EE UU de Snap, propietaria de Snapchat, se convirtió, con un volumen de 3.910 millones de dólares (3.276 millones e euros) en la mayor operación de 2017, por delante del retorno de Pirelli, con 2.400 millones de euros, y del salto al parqué de la editora surcoreana de videojuegos Netmarble, con 2.336 millones de dólares (1.957 millones de euros).

Las cifras de MásMóvil asustan un poco. Y si se comparan con aquellas del comienzo de la historia más bien hacen temblar. Con datos del cierre del año, cada acción de MásMóvil se pagaba a 87,9 euros, lo que supone un 230% más que al inicio del ejercicio. La revalorización con el precio de 2012 resulta casi obscena. La empresa, pilotada por Meinrad Spenger -que, como curiosidad, tiene enmarcada en su despacho una camiseta de la Real Sociedad con el número 4- vale hoy algo más de 1.750 millones de euros, bastante por encima de la otra teleco vasca, Euskaltel.

No son pocos los que, de manera periódica, advierten del peligro de un posible pinchazo de la firma, pero no es menos cierto que el mercado ha respondido y que MásMóvil es, por ejemplo, líder absoluto en lo que se conoce como portabilidad -cuando una teleco 'roba' a otra una línea-, según datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Precios baratos y servicio son las claves de la empresa, en un segmento en el que la fidelidad brilla por su ausencia.

La teleco donostiarra nació en una carnicería de Andoain y hoy es la cuarta del sector en España

La estrategia del equipo ‘amarillo’: compras inteligentes apoyadas por inversores fieles

Analistas como Norbolsa prevén revalorizaciones para Euskaltel, Iberdrola y la beasaindarra CAF

Los amarillos, que ya tienen cubiertos nueve millones de hogares con su red de fibra óptica y que en los nueve primeros meses del año comunicaron una mejora del resultado bruto operativo del 87%, parecen no tener límite. Eso creen algunos analistas. Existe un informe de Caixabank del pasado 7 de noviembre y titulado 'New Kid On The Block' -algo así como, 'hay un nuevo en el vecindario'- que sitúa el precio objetivo de MásMóvil en nada menos que 97,7 euros por título. ¿Tiene aún la firma donostiarra un potencial de revalorización del 14% adicional? Lo veremos.

Comportamiento dispar

El repaso al año bursátil con la lupa puesta en las principales cotizadas vascas deja, como suele suceder en esto de la Bolsa, luces y sombras. Si seguimos en el terreno de las telecomunicaciones, Euskaltel ha corrido peor suerte. Comenzó el año en 8,42 euros por acción, y el viernes cerró la jornada en 6,79, lo que supone una depreciación que ronda el 19%. Una piedra en el zapato de Kutxabank, que aunque rentabilizó en su día el aterrizaje en el parqué de la cablera con sede en Zamudio, de la que sigue siendo su principal accionista (con un 21,32%, por delante de Zegona, con un 15%), se ha tenido que apuntar este año minusvalías con el handicap añadido de esos mensajes del Gobierno Vasco de que no pierda su sentido de ancla en el país y de garante del arraigo de las grandes cotizadas de Euskadi.

¿Es excesivo el castigo sufrido por la teleco pilotada por el donostiarra Francisco Arteche? Algunos analistas creen que sí. Norbolsa, que reconoce que Euskaltel no cumplía con las previsiones presentadas a comienzos de año, cree que «el mercado ha sobrerreaccionado», pues «la generación de caja muestra estabilidad y hay razones coyunturales, específicas de la empresa, detrás de la operativa del año». Por eso sus analistas opinan que el Plan de Expansión de la teleco, que ya mira a Navarra, «aportará crecimiento en los próximos años».

Tanto es así que la sociedad de valores calcula un precio objetivo para las acciones de Euskaltel de algo más de 10 euros por título. También los expertos de Ahorro Corporación otorgan un mayor margen de confianza a la empresa, pues en un reciente análisis califican el golpe a la cotización de «excesivo» y, aunque más contenidos, también elevan el posible recorrido de los títulos; en concreto hasta los 7,55 euros. Algo así debe pensar el noruego Norges Bank, que acaba de declarar un 3,2% de la operadora, según los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Año convulso

El análisis de las cotizadas vascas nos lleva a Siemens-Gamesa, que en un año tremendamente convulso para el fabricante de aerogeneradores ha resultado el gran perdedor, con una depreciación de casi el 36% hasta pagarse cada título a 11,43 euros. Cambios lesivos en las legislaciones medioambientales en algunos países importantes como clientes -véase Estados Unidos- y un par de 'profit warning' o, dicho en plata, anuncios de que no se ganará lo anunciado- pesaron como plomo en las alas. Eso hizo, además, que los bajistas (esos que ganan cuando las acciones caen) se hayan fijado en la empresa hasta el punto de que controlan más de un 4% de los títulos.

Ha sido, sin paliativos, un mal año para la alianza entre la firma vasca y el gigante alemán, que protagonizó alguno de los derrumbes más notables de los parqués europeos. Tras un aterrizaje un tanto ruidoso en una empresa que los anteriores gestores (descabezados hoy casi todos) habían sacado del barro para encumbrarla como un mirlo blanco, los germanos anunciaron el despido de 6.000 trabajadores en todo el mundo, de los que 272 iban a ser en España (48 en Zamudio y 107 en Navarra).

Evolución en 2017

+230%: El 2 de enero 26,6 | El 29 de diciembre 87,9

+230%: El 2 de enero 26,6 | El 29 de diciembre 87,9 Másmovil

-35,8 %: El 2 de enero 17,82 | El 29 de diciembre 11,43

-35,8 %: El 2 de enero 17,82 | El 29 de diciembre 11,43 Gamesa siemens

-10,7%: El 2 de enero 38,39 | El 29 de diciembre 34,18

-10,7%: El 2 de enero 38,39 | El 29 de diciembre 34,18 CAF

-19,2%: El 2 de enero 8,42 | El 29 de diciembre 6,79

-19,2%: El 2 de enero 8,42 | El 29 de diciembre 6,79 euskaltel

Y, claro, se armó la marimorena. Tanto, que el Gobierno Vasco criticó sin ambages las formas de la empresa y hasta Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola, a su vez primer accionista de Siemens-Gamesa con un 8% de los títulos, expresó su descontento en público. Al final, se retiró el ERE y se acordó pactar las 272 salidas.

Iberdrola, por su parte, se ha revalorizado casi un 7,5% en este año que ahora acaba. Inició el ejercicio en 6 euros por acción y el viernes la cotización terminó en 6,46 euros. La compañía energética, que tiembla cada vez que alguien insinúa una reforma legislativa en España, comunicó la semana pasada que las novedades fiscales aprobadas en Estados Unidos le supondrán una revalorización de 1.200 millones de euros. En Norbolsa animan a comprar 'iberdrolas', pues le otorgan un precio objetivo de 7,8 euros; dicen que hay que fijarse en su «mix de negocio» y «su exposición a geografías con amplio potencial de crecimiento». «Además, la compañía muestra una elevada solidez financiera que le permite llevar a cabo una atractiva política de dividendos», añaden estos expertos.

Otra gran cotizada del País Vasco -en este caso, guipuzcoana- es Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF), que el viernes cerró en los 34,18 euros por acción, lejos de los 38,39 con que inició el ejercicio. En este caso, Norbolsa vuelve a ser optimista y le atribuye una revalorización posible hasta los 38 euros por título. La sociedad de valores vasca pone el foco en la enorme capacidad de captación de contratos que ha demostrado CAF, bien es cierto que con distinta intensidad en el primer y el segundo semestre, algomenor en el primer tramo y con un despunte de pedidos en el segundo. La cartera de la empresa liderada por Andrés Arizkorreta sigue en niveles históricos, en el entorno de los 6.200 millones de euros, lo que le otorga no poca fortaleza. «Reiteramos nuestra opinión de comprar el valor», subrayan estos analistas.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos