El buen tiempo favorece la mayor descarga de anchoa de esta campaña

Cajas de anchoa recién descargada ayer tarde en el muelle de Getaria. / AMAXKAR
Cajas de anchoa recién descargada ayer tarde en el muelle de Getaria. / AMAXKAR

Las capturas fueron realizadas en aguas francesas, a unas 60 millas, pero la anchoa sigue siendo pequeña

ALBERTO ECHALUCE ONDARROA.

La campaña de pesca de anchoa se animó ayer con una entrada masiva, pero sigue siendo muy pequeña. En Pasajes se descargaron 50.000 kilos, con una media de cotización de entre 1,85 y 1 euro. En su mayoría era anchoa de 50 a 60 granos (piezas en el kilo), aunque hubo partidas de 46-50 granos y de 41-45, pero en menor cantidad. En Ondarroa se concentraron 50 barcos, con un total de 40.000 cajas, que dejaron 336.000 kilos, con tallas desde los 60 granos a 34 y 37.

Se puede considerar que la descarga de ayer supone el desembarco de anchoa más potente de la campaña a tenor de las capturas registradas hasta ahora. En todos los puertos hubo anchoa, con una presencia de la flota escalonada, para no saturar el mercado. Además mejoró la talla de los ejemplares desembarcados, con entre 45 y 55 granos en el kilo, más grande que la que había llegado el martes, de unos 70 a 80 granos por kilo. Esta última dio un precio medio en la lonja de entre 0,80 céntimos y un 1 euro/kilo.

Y es que las capturas obtenidas por la flota de cerco con ejemplares jóvenes no levantan el interés de la industria conservera por su reducido tamaño. Esto hace que su cotización descienda por debajo del euro. No obstante, cuando llega anchoa grande se produce una subida de los precios y su cotización en lonja habitualmente se incrementa por esa avidez del sector conservero de llenar sus fábricas para su transformación. Hasta el momento, los arrantzales se habían centrado en la pesca de verdel, ya finalizada una vez agotado el cupo, y la anchoa que había aparecido era de una talla muy pequeña.

Para los arrantzales, las bajas temperaturas de las aguas en el Golfo de Bizkaia habían condicionado el desarrollo de la campaña. El invierno duro en tierra se trasladó a la mar, en el que temperaturas entre 12 ºC y 15 ºC no favorecen que la especie aflore a la superficie. En cuanto se ha registrado un aumento de las temperaturas es cuando se han producido estas capturas importantes.

Las faenas tuvieron que realizarse en aguas francesas a 60 millas de nuestra costa. Los temporales en la mar de las pasadas semana habían influido negativamente en las faenas. Así, los barcos de cerco, en cuanto amainó el temporal, se dirigieron al caladero de Eskote, al norte de Hondarribia, y después fueron a Getaria, en donde localizaron anchoa grande, que se cotizó entre 3,5 y 4 euro por kilo.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos