ELA denuncia «precariedad y fraude» en la obra pública de Gipuzkoa

DV SAN SEBASTIÁN.

ELA volvió a denunciar ayer la situación de «precariedad y de fraude» en algunas de las principales obras públicas que se están acometiendo en Gipuzkoa, como el estadio de Anoeta, el TAV, la urbanización de Txomin, la autovía de Deskarga y la incineradora, y augura movilizaciones.

La central nacionalista, que ya había advertido sobre esta realidad, ha elaborado un informe, después de visitar todas estas obras, en el que denuncia que en ellas se dan condiciones laborales precarias, con sueldos inferiores en un 60% a los establecidos por el convenio provincial del territorio y sin derecho a vacaciones, dietas, pagas o bajas por incapacidad temporal, además de jornadas abusivas de entre 10 y 12 horas de trabajo diarias.

El sindicato, que lleva años señalando que se están produciendo situaciones que «rayan la explotación laboral» en algunas de las obras públicas del territorio, indicó que ha mantenido una reunión con Inspección de Trabajo para denunciar estas irregularidades, al tiempo que ha solicitado que todas las empresas y subcontratas implicadas acudan al Consejo de Relaciones Laborales para tratar sobre las condiciones de trabajo de cada obra.

La central también indicó que solicitará reuniones con responsables de las administraciones de las que dependen cada una de las adjudicaciones denunciadas, el Ayuntamiento de San Sebastián, la Diputación de Gipuzkoa y el Gobierno Vasco, para tratar de solucionar las irregularidades. Pero no se quedará ahí, ya que se mostró dispuesta a intensificar sus movilizaciones hasta el punto de «parar las obras», por lo que iniciará un proceso de asambleas para «debatir el formato de lucha y las posibles huelgas» en el sector.

Fotos

Vídeos