Decenas de familias montan su propio robot con ayuda de expertos

El taller de robótica despertó gran interés. / USOZ
El taller de robótica despertó gran interés. / USOZ

Tras tres días ofreciendo talleres de robótica, la carpa del Boulevard alberga hoy una exposición tecnológica

M. TEJADA SAN SEBASTIÁN.

Tras tres días de pleno rendimiento, el taller de robótica de esta edición de la Donostia Week INN ha cerrado sus puertas. Y lo ha hecho después de que miembros de la empresa DoPlay enseñaran a los participantes cómo montar y programar un robot.

Durante las mañanas, la carpa albergó a diferentes colegios que se acercaron a vivir la experiencia tecnológica. A las tardes eran las familias quienes invadían el terreno deseosos de aprender cómo funciona todo el mundo de la robótica, que tras seguir los pasos de los especialistas incluso parece sencillo.

Nada más llegar los profesionales otorgaban un ordenador portátil a los asistentes, donde encontrarían las claves para construir su aparato.

Ahí estaban todos los secretos para montar el robot que, como decían los responsables, era simétrico. Un dato muy importante a la hora de juntar las piezas y no equivocarse. Día sí y día también hubo quien tuvo problemas con el montaje.

Pero la parte más emocionante para los asistentes era la de la programación. Ahí es cuando uno se siente un verdadero tecnólogo. Y después, el momento preferido de los más pequeños. El reto final consistía en el que robot anduviera por un recorrido montado especialmente para la ocasión. Como siempre, hubo quien lo logró y quien no, pero las carcajadas no faltaron durante las tres jornadas.

La carpa del Boulevard se convierte hoy en una sala de exposiciones con una muestra tecnológica con simuladores, impresoras 3D y aparatos de inteligencia emocional, entre otras cosas. Por otro lado, quienes se paseen mañana por la zona tendrán la oportunidad de conocer proyectos innovadores.

Fotos

Vídeos