La creación de empresas vive su mejor septiembre postcrisis en Euskadi

Con la suma de 1.219 nuevas compañías durante el pasado mes se rompe la tendencia decreciente, aunque el tejido sigue lejos de 2008

A. ALGABASAN SEBASTIÁN.

Parecía raro, no nos vamos a engañar, que la recuperación económica no se transformara en un arreón de apertura de compañías que compense la sangría vivida durante la crisis. A cierre del pasado mes de agosto, el tejido productivo vasco apenas había recuperado 898 de las 7.963 firmas que desaparecieron entre 2008 y 2013. Pero septiembre ha mudado la cara y la sensación al aportar, del tirón, 1.219 nuevas inscripciones en el registro de la Seguridad Social. La vuelta de vacaciones, con el empuje de la economía y las nuevas oportunidades han favorecido que la creación de empresas marque el mejor mes de septiembre de toda la serie histórica, según detalló ayer Confebask en su análisis mensual de dinamismo empresarial.

Con la incorporación de 40 compañías al día, el mes pasado posibilitó la ruptura de una tendencia a la baja que se había precipitado desde mediado el segundo semestre del año y que había encendido alguna que otra alarma. Sin embargo, el crecimiento del 1% interanual registrado en septiembre ha aupado otra vez por encima de la barrera de las 59.000 la cifra de empresas activas en Euskadi (concretamente, 59.081).

Crédito para pymes

2.432 millones
destinó Kutxabank a la financiación de pymes vascas durante el tercer trimestre del año, un 32% más que en el mismo periodo del año anterior. La cifra supera en términos absolutos a la registrada durante todo el 2016, cuando aprobó líneas de financiación por valor de 2.429 millones.

Por territorios, en términos interanuales, es Álava el que presenta la mejor evolución, con un crecimiento del 1,8%, por delante de Gipuzkoa, 1,2% y de Bizkaia (0,8%).

«Tras unos meses de malos resultados, septiembre ha sido un mes positivo tanto en la evolución del número de empresas, como en lo que se refiere al número de autónomos», subrayó la patronal vasca. Y es que también la cifra de trabajadores por cuenta propia se recuperó ligeramente en septiembre, al sumar 362 nuevos autónomos al sistema, dejando la cifra actual en los 171.165.

Impulsar medidas

Aunque la ganancia de compañías haya sido importante, todavía queda mucho camino para recortar la pérdida de firmas como consecuencia de la crisis. En estos momentos, faltarían 5.846 empresas para equipararse a la cifra más alta registrada en 2008. Por ello, Confebask insistió ayer en las «dificultades que muestra la economía vascas para recuperar el tejido» e incidió en la «necesidad de impulsar y apostar por todas aquellas políticas y medidas que faciliten la generación de nuevos proyectos empresariales y el emprendimiento».

Fotos

Vídeos