La contratación temporal avanza más que la indefinida entre los afiliados vascos

La contratación temporal avanza más que la indefinida entre los afiliados vascosGráfico

El 32% de toda la población trabajadora tiene un contrato con fecha de caducidad frente al 66%, con carácter indefinido

PILAR ARANGUREN SAN SEBASTIÁN.

La evolución de los nuevos contratos mes a mes va reflejando una realidad que según la óptica con la que se mire permite realizar lecturas dispares en función de cómo evolucionan los de carácter temporal y los indefinidos. En ocasiones, los últimos crecen en mayor medida que los primeros, y eso es lo que ha ocurrido en el segundo trimestre de este año en Euskadi, lo que podría inducir a cierto optimismo respecto a la estabilidad del empleo que se crea. Pero hay una realidad incuestionable y es que el 92,6% de todos los contratos que se firmaron en dicho periodo seguían teniendo fecha de caducidad, lo que hace que del total de trabajadores en activo a finales de junio un 32% tenga un empleo de estas características, frente a un 66% con un trabajo estable.

Y aunque las patronales se agarran a estas cifras para destacar que la mayor parte del empleo que existe es de calidad, también es cierto que la evolución de la temporalidad entre toda la población trabajadora crece en mayor medida que los puestos de trabajo estables. En concreto, en el segundo trimestre de este año los empleos temporales han crecido un 5,1% en relación al mismo trimestre del año anterior, mientras que los indefinidos lo han hecho un 2,4%.

Esta evolución ha hecho que los contratos temporales ganen terreno en el total de la población asalariada -seis décimas más que en el segundo trimestre de 2016-, mientras los indefinidos lo hayan perdido, cuatro décimas menos, ya que los primeros suponían el año pasado el 31,4% de la población afiliada y los segundo el 66,4%. La variación intertrimestral muestra también una evolución similar, como se puede observar en el gráfico adjunto.

Estos datos figuran en el Informe sobre la Situación Sociolaboral de Euskadi del segundo trimestre dado a conocer por el Consejo de Relaciones Laborales (CRL), donde se destaca que la temporalidad va ganando peso sobre el conjunto de los trabajadores.

Una precariedad que se va asentando cada vez más en el mercado laboral, ya que la parcialidad también va creciendo. De hecho, a finales de junio el 22,1% de los trabajadores tenía una jornada parcial, dos décimas más que un año antes. Por su parte, el peso de la jornada completa baja una décima hasta suponer el 75,8% de todos los empleos. El 2% restante corresponde a fijos discontínuos, contratos en prácticas y formativos.

Y es que de las nuevas contrataciones realizadas en el segundo trimestre, las de jornada parcial aumentaron el doble que las de jornada completa -el 5,4% frente al 2,1% interanual-, hasta el punto de que la primera modalidad acaparó el 40,3% de los contratos suscritos en dicho periodo. Además, prácticamente la mitad tenían una duración igual o inferior a un mes (49,3% del total), un 16,2% de uno a seis meses, y un tan solo un 2,9% superior a medio año. El resto eran de duración indeterminada.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos