El Constitucional zanja que la fiscalidad de Gipuzkoa vulnera la libertad religiosa musulmana

Una jornada de puertas abiertas en la mezquita de Elgoibar de la comunidad musulmana Tawasol./AITOR
Una jornada de puertas abiertas en la mezquita de Elgoibar de la comunidad musulmana Tawasol. / AITOR

La modificación tributaria incluida por Bildu en 2012 obligaba a pagar el ITP a todas las confesiones aunque tuvieran firmados acuerdos de cooperación con el Estado

ALEXIS ALGABASAN SEBASTIÁN.

Otra norma fiscal de Gipuzkoa que cae en los tribunales. Esta vez ha sido el Tribunal Constitucional (TC) el que se ha pronunciado en contra de la normativa que obligaba a todas las confesiones religiosas a tributar por el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (ITP). Hasta 2012, todas ellas estaban exentas pero la Diputación de Gipuzkoa, bajo la dirección de Bildu, decidió modificar la normativa para «igualar el tratamiento fiscal de todos los sujetos pasivos, eliminando arcaicos privilegios». Ahora el TC ha declarado inconstitucional este cambio fiscal al advertir que es el Estado en exclusiva el que puede establecer «un régimen fiscal especial» para las confesiones religiosas con las que tiene acuerdos de cooperación.

La sentencia que fue remitida ayer por el Constitucional responde a la cuestión de inconstitucionalidad formulada por la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV). El fallo examina, en concreto, si la supresión de la exención del citado impuesto a la comunidad islámica vulnera el derecho a la libertad religiosa (art. 16.1 CE), pues la cuestión de inconstitucionalidad se formuló en un procedimiento judicial iniciado a instancias de la comunidad musulmana Tawasol de Elgoibar. La misma, inscrita en el Registro de la Comisión Islámica de España a través de la federación del País Vasco, adquirió en 2014 un local por un precio de 77.000 euros con la finalidad de adaptarlo para el culto musulmán. Días más tarde abonaron, a requerimiento de la Hacienda Foral, una autoliquidación por el ITP de 5.390 euros.

Posteriormente, y apoyándose en lo previsto en el acuerdo de cooperación entre el Estado y la Comisión Islámica de España por el que se declara exento ese impuesto para este tipo de comunidades religiosas, Tawasol reclamó al fisco la devolución de los ingresos indebidos. El Tribunal Económico-Administrativo Foral desestimó en 2016 la petición al considerar que «no resultaba aplicable la exención prevista en la normativa estatal al tratarse de un tributo concertado con normativa foral». Tras esa negativa se promovió un recurso contencioso-administrativo que llegó al TSJPV y este tribunal elevó al TC la petición de pronunciamiento sobre el caso y la sentencia se confirmó el pasado 8 de febrero.

La comunidad Tawasol de Elgoibar tuvo que tributar 5.390 euros tras adquirir un local en 2014 LA DENUNCIA

El Constitucional, tras contrastar las versiones de todas las partes -incluidas también Gobierno Vasco y Abogacía del Estado- explica en su sentencia que no solo se le encomienda al legislador estatal la tarea de materializar esos acuerdos de cooperación, sino también la de «facilitar la práctica efectiva de las creencias religiosas y de sus actos de culto, así como la participación de los ciudadanos en los mismos, a través de medidas como son la concesión de un régimen fiscal especial para las iglesias, confesiones y comunidades que las representen». La exención del pago de determinados impuestos a las confesiones religiosas es, por tanto, unas medidas que el Estado adopta en ejercicio de las competencia exclusiva que le atribuye el artículo 149.1.1 de la Constitución para garantizar el ejercicio de los derechos en condiciones de igualdad.

Se reformará la norma

Por ello, el Tribunal llega a la conclusión de que la norma foral cuestionada, en la medida que elimina la exención del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados sobre los bienes y derechos de la Comisión Islámica de España y de sus comunidades miembros, «va en contra del contenido del acuerdo de cooperación suscrito por el Estado con la Comisión Islámica de España». Y, en consencuencia, vulnera la competencia que, en virtud del artículo citado anteriormente, tiene el Estado para garantizar el ejercicio de la libertad religiosa en condiciones de igualdad.

La norma, tal y como pudo confirmar ayer DV, sigue en vigor en Gipuzkoa, y no se recuperó la antigua exención en el ITP para confesiones religiosas después de que Bildu dejase de dirigir la Diputación foral. Aun así, afirman fuentes forales, durante estos años no han sido «un gran número» las operaciones que han sido gravadas de forma anticonstitucional. La Hacienda guipuzcoana apunta asimismo que la Iglesia Católica seguía contando con dicha exención.

A fin de acatar el fallo del TC, se va a redactar una modificación de la norma para que sea aprobada de forma urgente y la adapte a los requerimientos judiciales. A su vez, el fisco foral se abre a la posibilidad de estudiar y devolver las cuantías de todas las operaciones que no sean firmes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos