La conexión eléctrica submarina por el Golfo de Vizcaya da un nuevo paso

DV

Red Eléctrica Española (REE) y su homóloga francesa Réseau de Transport d'Electricité van a invertir 1.750 millones de euros en construir la nueva conexión que, a través del Golfo de Bizkaia, unirá Euskadi y Francia. En concreto, la localidad vizcaína de Gatika con Cubnezais (al norte de Burdeos). Serán cuatro cables con un diámetro entre diez y veinte centímetros que recorrerán 370 kilómetros: 280 bajo las aguas del Cantábrico, diez por suelo vasco, y 80 por suelo francés. «Será la primera interconexión submarina entre España y Francia y permitirá aumentar la capacidad de intercambio desde los 2.800 megavatios (MW) actuales hasta los 5.000», comunicó ayer REE al tiempo que anunciaba el inicio de la tramitación y de la consulta pública del proyecto. La idea es que la puesta en servicio tenga lugar en 2025. Pero nunca se sabe: esta misma conexión ya se presentó en 2011, aunque en aquella ocasión el presupuesto era de mil millones (750 menos que ahora) y entonces se anunciaba el estreno para 2016. Mejorar la conexión entre sistemas es importante porque da seguridad de suministro. Además, también facilita dar salida a la producción renovable -tan sujeta a cambios climáticos- y evitar que se desaproveche. España cuenta con un nivel de interconexión con Europa muy alejado del mínimo establecido por la UE para 2020: el 10 % de la capacidad de producción instalada, que en el caso de España tendría que alcanzar los 10.000 MW.

Fotos

Vídeos