La compraventa de viviendas cae en Gipuzkoa mientras repunta en Euskadi

La compraventa de viviendas cae en Gipuzkoa mientras repunta en Euskadi

El sector retrocedió un 1,2% en 2017 lastrado por las operaciones sobre pisos nuevos, frente a un mercado estatal que remontó un 14,6% anual

J. D. A.DONOSTIA.

La compraventa de viviendas, que en España parece tomar velocidad de crucero y que incluso en Euskadi repunta, aunque con menos fuerza que en el Estado, no termina de despegar en Gipuzkoa. Es más, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), el año pasado cambiaron de manos en el territorio 5.229 pisos, lo que supuso un descenso del 1,2% respecto a las cifras de 2016. Eso en un escenario en el que la operaciones en el conjunto de España se dispararon un 14,6% interanual.

La debilidad del mercado inmobiliario guipuzcoano queda también patente si se toma en cuenta que únicamente Soria, Lugo y Almería acompañaron al territorio en ese grupo en el que el mercado, lejos de crecer, disminuyó. Los números de 2017 revelan también un cambio notable de tendencia, pues la actividad venía creciendo año a año desde 2014.

La razón de este retroceso guipuzcoano hay que buscarla, principalmente, en segmento de la vivienda nueva. Entre enero y diciembre de 2017 se comercializaron 1.195 de estas casas a estrenar, lo que representa un desplome del 11% respecto a las 1.344 de un año antes.

En el apartado de viviendas usadas, por el contrario, se registró un pequeño repunte in teranual del 2,1%, al pasar de 3.949 operaciones en 2016 a 4.034. Queda claro que lo que se mueve en la segunda mano.

Las cifras

5.229 compraventas
de viviendas se registraron el año pasado en Gipuzkoa, lo que supuso un descenso interanual del 1,2%, que se debe sobre todo al mercado de pisos nuevos, que cayó un 11%.
338 pisos protegidos
encontraron propietario el año pasado en el territorio de Gipuzkoa, lo que supone un descenso del 50% sobre 2016.

Si el análisis se lleva al apartado de vivienda libre o protegida, el primero de los grupos experimentó en Gipuzkoa un aumento del 6%, hasta contabilizarse 4.891 operaciones. Pero donde el descalabro resultó mayúsculo fue en el mundo de la VPO, en el que apenas 338 pisos llegaron a escriturarse (los datos del INE los proporcionan los colegios de registradores), muy lejos de los 680 del ejercicio 2016. Eso, en porcentaje, significa un recorte del 50,2%.

Si se analiza el mercado vasco, que vivió, con un 5,4%, el menor repunte de entre todas las comunidades autónomas, se aprecia que Álava fue el mercado más activo, con un aumento de la actividad del 19,3%, al registrarse 2.646 operaciones, 429 más que en 2016.

En Bizkaia, donde se comercializaron 8.953 viviendas, el repunte interanual que quedó en el 5,9%, al sumar 501 escrituras.

El incremento de compraventas de vivienda en Euskadi se debió a la evolución positiva del mercado de pisos usados, con 13.346 operaciones, que representan un crecimiento interanual del 10,3%. Por el contrario, las compraventas de vivienda nueva, un total de 3.200, se redujeron un 11,5%.

El mercado de libre contabilizó en Euskadi 15.290 operaciones durante el pasado año, un 11% más que en 2016, mientras que el de vivienda protegida, con 1.538 compraventas, sufrió un descenso del 30%.

Niveles precrisis

Las 464.423 ventas registradas en 2017 en el conjunto de España supusieron el número más alto desde 2008. Eso hizo que algunos analistas inmobiliarios hablaran ya de clara recuperación y de un mercado que se aproxima a los niveles precrisis. Algo que claramente no se produce en Gipuzkoa, donde en 2007, en pleno apogeo del ladrillo, se vendieron 7.915 pisos, muy por encima de los 5.229 del año pasado.

El año pasado, el mayor número de compraventas de viviendas por cada 100.000 habitantes se dio en Comunidad Valenciana (1.753), Baleares (1.717) y Madrid (1.375).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos