El CRL certifica el fuerte avance hasta mayo de la negociación sectorial en Gipuzkoa

Protesta de los trabajadores de Alojamientos de Gipuzkoa -hoteles- realizada en diciembre del año pasado en plena negociación. /Gráfico
Protesta de los trabajadores de Alojamientos de Gipuzkoa -hoteles- realizada en diciembre del año pasado en plena negociación.

Se han actualizado los convenios de casi un tercio de los trabajadores que debían renovarlos en 2018, dejando de lado los decaídos, que afectan a 54.599 empleados

Pilar Aranguren
PILAR ARANGUREN

La negociación sectorial en Euskadi, que había avanzado con cuentagotas en los dos primeros meses del año, siguiendo la estela del ejercicio pasado, se ha reactivado a partir de marzo, como constata el Consejo de Relaciones Laborales de Euskadi (CRL) en su último informe bimensual dado a conocer esta semana.

Así, el organismo señala que el avance registrado en marzo y abril ha permitido que en los cuatro primeros meses del año la población trabajadora con sus convenios actualizados alcance las 187.746 personas, lo que supone 20.000 más que en el mismo periodo del ejercicio anterior. Esta reactivación ha hecho que el 32,7% de la población trabajadora tenga convenio de vigencia ordinaria: el 34,1% de las mujeres y el 31,6% de los hombres.

Y es que si en los dos primeros meses tan solo se registraron dos convenios sectoriales, en marzo y abril se firmaron cinco más, entre los que destacan por el número de personas afectadas el de Limpieza de Edificios y Locales de Bizkaia, que regula las condiciones de casi 12.000 trabajadores y que se encontraba decaído desde el 1 de enero de 2017; Construcción de Bizkaia, que da cobertura a 10.000 personas, y Limpieza de Edificios y Locales de Álava, con casi 2.900 trabajadores.

Un avance, por lo tanto, que afecta sobre todo a Bizkaia y también a Alava, pero que fue muy escuálido en el caso de Gipuzkoa, ya que tan solo se rubricó un acuerdo sectorial, el de Limpieza Viaria, que da cobertura a 1.028 personas.

Tres acuerdos en un mes

Sin embargo, las tornas han cambiado en mayo, ya que los acuerdos alcanzados en Construcción, con 17.000 afectados, según los impulsores del mismo, aunque el CRL computa únicamente 5.455; en Alojamientos (hoteles), con 2.500, y en Comercio del Textil, con 1.700 personas, han dado un fuerte arreón a la negociación sectorial del territorio. Los dos primeros se han suscrito con la patronal Adegi, mientras que el tercero se ha firmado con Garen, y los tres han contado con un amplio apoyo sindical, siendo ELA la central mayoritaria en todos ellos. En conjunto afectan en total a 21.800 personas -11.363, según el CRL-. En Alava se ha suscrito el de Intervención Social, y en Bizkaia los del Comercio del Metal, Comercio del Mueble y Estaciones de Servicio. En su conjunto, los siete acuerdos alcanzados en mayo suman 22.043 trabajadores.

Si tomamos los datos del CRL, que son los oficiales para las estadísticas de negociación colectiva, ha permitido actualizar las condiciones laborales del 27,69% de la población afectada por convenios sectoriales con vigencia prorrogada y que tenían pendiente de renovar este año sus acuerdos. Quedan todavía 29.660 empleados.

Además de ellos, hay 54.427 trabajadores guipuzcoanos que tienen sus convenios sectoriales decaídos. Entre ellos, destaca el del Metal, que afecta a 30.000 personas, un referente en la negociación colectiva y del que no hay ningún atisbo de negociación. En la misma situación se encuentran el de Hostelería, con 11.150 afectados, y el de Oficinas y Despachos, que da cobertura a 11.000 personas, aunque 6.000 se encuentran sin ningún convenio de referencia y otras 5.000 al amparo del acuerdo de ámbito estatal, según señala el CRL.

Por lo tanto, aunque el avance de la negociación sectorial en el territorio es significativo, todavía queda mucho camino por recorrer, aunque parece difícil que puedan recuperarse dichos convenios ya que por el momento ni la patronal ni los sindicatos han hecho gala de querer intentarlo.

A los convenios sectoriales hay que sumar los de empresa. En Gipuzkoa, habían renovado sus condiciones hasta abril -todavía no hay datos de mayo- un total de 1.296 trabajadores y otros 9.197 tenían actualizados sus acuerdos en pactos firmados años atrás, pero todavía quedan otros 18.475 por renovar este año.

Algo similar ocurre en el conjunto del País Vasco, donde hasta abril tenían actualizadas sus condiciones el 32,7% de los trabajadores afectados por convenios tanto sectoriales como de empresa, lo que supone 187.746 personas. El 50,2% (288.117 trabajadores) tiene sus convenios con vigencia prorrogada y pendiente de renovar, y el 17,1% (98.105) tiene sus acuerdos decaídos y pendientes de recuperar.

Si comparamos la situación con el inicio de año, los convenios vigentes crecen 10,2 puntos al actualizar sus condiciones 58.863 personas, mientras que los pendientes de renovar se reducen en seis puntos y los decaídos en 2,3 puntos (ver gráfico adjunto).

Freno a la estatalización

Hay otro dato positivo en este arranque de año y es que el avance de la negociación vasca ha sido mayor que la estatal con incidencia en Euskadi, ahuyentando así los temores creados al final de 2017, cuando por primera vez en la historia la negociación estatal dio mayores frutos. En concreto, los acuerdos registrados en la CAV han afectado en los cuatro primeros meses a 36.433 trabajadores, frente a los 24.178 de los suscritos en el Estado que inciden en Euskadi.

El avance de la estatalización había levantado todas las alarmas, tanto en el presidente del CRL, Tomás Arrieta, como en los sindicatos nacionalistas, que han llevado a cabo incluso campañas en su contra -LAB lo ha hecho esta semana con numerosas concentraciones en todo Euskadi-. Una situación que ha enfrentado además a los sindicatos abertzales con CC OO y UGT, acusando los primeros a los de implantación estatal de primar dicha situación, mientras que los segundos achacaban el avance de los estatales a la «falta de voluntad negociadora» de las centrales nacionalistas.

Más noticias

Temas

Crl

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos