La CEOE aborda hoy en su junta el pacto salarial y el escollo de la cláusula del IPC

D. VARELA MADRID.

Hoy puede ser un día clave para saber si la negociación del pacto salarial entre patronal y sindicatos se desbloquea o se enquista todavía más. La CEOE celebra una reunión de su junta directiva en la que abordará la última propuesta que está encima de la mesa tras acercar este lunes posturas con las organizaciones sindicales. Se trata de una horquilla para la revalorización de las retribuciones de entre el 1,2% y el 2,5% que ambas partes estarían dispuestas a aceptar (los sindicatos se movían anteriormente entre el 1,8% y el 3% y los empresarios entre el 1% y el 2,5%).

Sin embargo, el gran escollo se encuentra ahora en la cláusula de revisión si la inflación supera el 2%. Una iniciativa que los sindicatos han calificado como una línea roja para firmar el acuerdo y que la patronal considera un «paso atrás» al volver a un modelo que liga indirectamente la evolución de los salarios al IPC. Fuentes de la CEOE ven «difícil» que en la junta que se celebra hoy se dé el visto bueno a esa medida. En este sentido, recuerdan que en los acuerdos de los últimos años no se incluyó nada parecido. Además, insisten en que la previsión de inflación para este año es inferior a ese 2% (el Gobierno estima una tasa del 1,5%).

Pero desde CC OO y UGT creen que esa cláusula es clave para evitar que los trabajadores puedan perder poder adquisitivo. Además, supondría crear un precedente para años siguientes. Por eso advierten de que la horquilla de revalorización está condicionada a la introducción de esa cláusula. En cualquier caso, la intención de ambas partes es que las negociaciones concluyan, con o sin acuerdo, en este mes.

Este asunto está siendo determinantes, hasta el punto de que los presidentes de CEOE y CEPYME, Joan Rosell y Antonio Garamendi, y los secretarios generales de CCOO y UGT, Unai Sordo y Pepe Álvarez, mantuvieron el lunes un almuerzo de trabajo para analizar la situación del acuerdo de salarios y tras dos horas supeditaron la subida de los salarios a la existencia de una cláusula de revisión vinculada al IPC. Según un comunicado de CCOO publicado en su página web tras aquel encuentro, la banda del acuerdo salarial sería «salvable» si las organizaciones empresariales aceptan la entrada en vigor de una cláusula de revisión que se activaría siempre que la inflación superase el 2 % en 2017.

Por su parte, el ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, ha manifestado recientemente que «se tiene que ir dando forma natural una normalización» de la evolución de los salarios ante la mejora de la economía y teniendo en cuenta que la situación actual «no tiene nada que ver» con la de hace «cinco, seis o siete años», cuando era «extremadamente delicada». No obstante, recuerda que «el Gobierno no fija salarios -excepto el de los funcionarios-, establece el marco general desde el punto de vista fiscal y los interlocutores sociales están negociando y se tienen que poner ellos de acuerdo».

Fotos

Vídeos